facebook comscore
Seguridad y crecimiento, los pendientes

Seguridad y crecimiento, los pendientes

Columnas lunes 02 de septiembre de 2019 - 02:25

Cierto es que nueve meses es un periodo muy corto para evaluar un gobierno que generó altas expectativas debido a los resultados electorales que tuvo un partido con apenas cinco años de existencia y más si, como lo ha afirmado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, no solo se trata de un cambio de gobierno sino de régimen.

Incluso es muy pronto para saber si está dando resultado la estrategia de seguridad de la 4T, que prioriza la atención a las causas, la creación de la Guardia Nacional e incluso la amnistía.

Es precisamente en este rubro en el que el propio López Obrador reconoce no haber dado buenos resultados, al decir en su primer informe oficial de gobierno que no se ha logrado disminuir los índices delictivos.

Y tiene razón. Prueba del desbordamiento de la violencia fueron sin duda las matanzas de Minatitlán y Coatzacoalcos, así como la carnicería de Uruapan, los ataques en Irapuato y Tepalcatepec, por citar los eventos sangrientos más mediáticos.

López Obrador también tiene razón en atribuir la actual escalada de la inseguridad a la fallida estrategia puesta en marcha por sus antecesores.

No obstante, lo cual se compromete a que pronto pacificará el país al abatir la corrupción y la impunidad, al ponderar que la paz es fruto de la justicia.

Urge que así sea.

Más allá de repartir culpas, AMLO debe afrontar el problema de la inseguridad, recuperar territorios que parecen ser tierra de nadie, aunque ese nadie, paradójicamente, está plenamente identificado no solo por ciudadanos de a pie, sino de policías, muchos de los cuales han sucumbido al dominio de los grupos del crimen, ya sea por beneficios económicos e incluso por amenazas a su integridad.

La tarea es sumamente compleja, ya que además López Obrador ha insistido en que no recurrirá al uso de la fuerza, intención que parece no comparten los grupos del crimen, sobre todo los cárteles más articulados del crimen.

En lo económico, el Presidente acepta que no se está creciendo, pero asegura que existe una mejor distribución de la riqueza y refrenda el objetivo de su gobierno de garantizar el bienestar, al insistir, jocoso, que “el pueblo está feliz, feliz, feliz”.

En términos estrictos, entre algunos de los resultados están el ahorro que se ha tenido derivado de la política de austeridad, la cancelación de algunos beneficios para la alta burocracia, el seguro de gastos médicos y fondo de ahorro, así como las pensiones a expresidentes.

Además, la cancelación de los contratos del Nuevo Aeropuerto de México en Texcoco, así como la abrogación de la reforma educativa.

En cuanto a las becas a estudiantes, ayuda a personas de la tercera edad y el programa de empleo para jóvenes es todavía muy pronto para saber si, como es el objetivo, servirán para mejorar el nivel de vida en varias regiones del país y disminuir los niveles de inseguridad.

Así que hay muchos desafíos por delante. Y sin crecimiento, el gozo se puede ir al pozo.

•Editor. Actualmente director del portal
LaHoguera.mx

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Malas señales para los periodistas Columnas
2019-11-15 - 01:12
Tiraditos Columnas
2019-11-15 - 01:11
IPH, el reto Columnas
2019-11-15 - 00:49
Ideologías húmedas Columnas
2019-11-15 - 01:39
Historia y dictadura Columnas
2019-11-15 - 01:38
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -