laopcionnota
Seguro de vida

Seguro de vida

Columnas jueves 04 de julio de 2019 - 03:56


Ayer estallaron las protestas de los elementos de la Policía Federal por el mecanismo de transferencia con el que se busca incorporarlos a la Guardia Nacional. Argumentan que en realidad se busca hacerlos renunciar por la vía de presiones salariales o retiro de prestaciones. La discusión continuará en días próximos y dará mucho de qué hablar. No obstante, yo quisiera introducir un elemento que mencioné en una columna hace varios meses.

Está claro que la estrategia de seguridad de este gobierno (cada administración tiene la suya y todas han fracasado) consiste en darle poder a la Guardia Nacional. El punto de partida, correcto en la práctica, es que igual que los gobiernos anteriores, éste desconfía de las fuerzas policíacas estatales y municipales. Todo México sabe que la policía local no es confiable y que vale más no atenerse a sus resultados para la seguridad pública.

Se dice una y otra vez que no pasan los controles de confianza, no están debidamente capacitados, falta profesionalismo, carecen de acceso a recursos tecnológicos y no tienen auténtica vocación de servicio.

Lo que yo no he visto que haga ninguna administración es ofrecer respuestas a las malas condiciones operativas de las policías locales. El remedio siempre es federal, viene del centro del país y más aún, del señor presidente de la República. Desde luego yo no soy experto en seguridad pública, pero alguna vez le pregunté a un soldado porqué ellos sí se comprometían a fondo en el combate con la delincuencia organizada. Su respuesta me dejó pasmado por su simplicidad y profundidad.

Desde luego, enumeró múltiples factores, pero el principal, dijo, era “el seguro de vida.”

De acuerdo con este valiente soldado, un militar o un marino sabe que en caso de fallecer en cumplimiento del deber, la institución (SEDENA o la Secretaría de Marina), se ocupará del bienestar de su viuda e hijos cuando menos hasta que éstos concluyan sus estudios de educación superior. ¿Cuántas corporaciones policíacas pueden garantizar lo mismo? Si un policía local muere en acción o combatiendo mafias, ¿cómo les paga el país? ¿Alguien se ocupará del bienestar de su cónyuge y de sus descendientes?

Parece un elemento menor, pero hace toda la diferencia para generar tranquilidad en un servidor público que se juega la vida día con día. Desde luego que una medida como éstas no constituye una solución integral, ni el remedio completo para los problemas de seguridad, pero a lo mejor es un buen punto de partida. Quizá la compensación familiar para quienes arriesgarán su existencia en defensa de la sociedad mexicana contribuya en algo a la mejora de los servicios policíacos.

Hemos intentado todo lo demás. Nada se pierde.

•Internacionalista y analista político:
@avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Línea 13Columnas
2019-07-19 - 02:37
Dos AñosColumnas
2019-07-19 - 02:34
Nación y destinoColumnas
2019-07-19 - 02:29
Duarte, ¡un pobre político!Columnas
2019-07-19 - 02:22

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-