facebook comscore
Serie de muy generosos anfitriones

Serie de muy generosos anfitriones

Columnas martes 29 de octubre de 2019 - 03:44

“El beisbol es analogía de la vida misma”. La empatía es fundamental, entender al compañero o mánager, mirar desde su perspectiva, “ponerse en sus zapatos” brinda visión y alcance para mejores decisiones.

Corriendo a primera base. Vaya Serie Mundial de Astros y Nacionales, inusitada cual aquel “mundo del revés” que cantaba Chabelo, que ha echado a perder pronósticos de tirios y troyanos al no ganar en casa. Los texanos triunfan como local el 75% de los juegos, por lo que la semana anterior fue guion dramático y ahora logran 1 triunfo en Minute Maid o la Serie tendrá Oscar como film de terror.

Robando segunda. Nacionales superó primero a los 2 estelares de Houston (Gerrit Cole y Justin Verlander) con béisbol “a la vieja escuela” (que Rob Manfred tanto ataca) así como buenas salidas de Max Scherzer y Stephen Strasburg, además de bullpen confiable. Esos 2 días Astros dejó 20 suspirando en bases y tuvo su peor cierre de juego combinando errores defensivos y bases por bolas, con bateo de producción de Washington para 10 carreras, aunque éstos, como San Luis, parece que ahí agotaron la veta de anotaciones. Todo indica que en viaje a casa les cambiaron bat por periódico (saludos Alfonso Lanzagorta).

Camino a la antesala. Washington no puso a enfriar champaña, aunque tenían ilusión de ser campeones de la Serie luego de 95 años, pero el gozo se fue al pozo. Houston tuvo en Zack Greinke y el mexicano José Urquidy el pitcheo necesario para que su ofensiva tomara confianza y el relevo mejores actuaciones. El dominio de Astros en los juegos 3 a 5 fue tal que los Nats sólo anotaron 3 carreras, dejaron 25 hombres en base y conectaron 17 hits, así, ganar es más imposible que un día sin al menos 1 demora en Aeropuerto de CDMX.

Barridos en home. La lesión de Max Scherzer es clave, no estar en 5º juego sumado a Gerrit Cole en plan de pitcher del año, puso a Houston en antesala de su 2º título en 3 años, pero no tan rápido, hoy será duelo 2 de Strasburg vs Verlander y en serie de sólo visitas nada está escrito.

Puede haber 7º juego en que no habría favorito claro. Más vale a Astros que Verlander logre su 1ª victoria en Serie Mundial y coronarse, so pena de enviar las playeras de campeón, que siempre están impresas, a beneficencia.

Jugada en revisión. Las marcaciones de umpires detrás de home han sido cuestionadas, polémicas como con Carlos Correa, que de estar ponchado dio HR, sin embargo, bien hace Nats en reconocer que sus derrotas se deben a su propio desempeño, como dice Víctor Robles “la guerra aún no ha terminado”.

Jugada del recuerdo. De ganar Houston, Urquidy y Roberto Osuna serán la 4ª pareja de mexicanos campeones. Las 3 anteriores: Benjamín Gil-Alfredo Amézaga (2002, Anaheim) Alfredo Aceves-Ramiro Peña (2009, Yankees) y Jaime García-Fernando Salas (2011, San Luis).

•Periodista y analista deportivo / edmundoantonio21@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
De feministas a feminazis Columnas
2019-11-18 - 03:31
La vida como “no favorito” Columnas
2019-11-18 - 03:16
Tiraditos Columnas
2019-11-18 - 02:05
CNDH, tras la tempestad Columnas
2019-11-18 - 02:04
Bomberos y sus juegos Columnas
2019-11-18 - 02:05
Línea 13 Columnas
2019-11-18 - 02:02
+ -