laopcionnota
Silencio

Silencio

Columnas jueves 11 de julio de 2019 - 04:05


• “Nada fortalece la autoridad tanto como el silencio”, Leonardo da Vinci.

La dinámica de comunicación del Gobierno de la República con sus conferencias matutinas, nos ha llevado a saturarnos de imágenes del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

▶ Si bien, la agenda política de un Jefe de Estado debe de mostrarse activa de manera diaria, como parte de la tarea de comunicar sus acciones, en mi opinión personal, este tipo de conferencias mañaneras, más allá de imponer su propia agenda, nos satura diariamente con decenas de imágenes, tan similares que aburren.

Ojo, no digo que el trabajo visual de los fotoperiodistas sea aburrido, pero entiendo que la realidad es que todos los días van a fotografiar la misma dinámica, con los mismos personajes.

Todos los días hay una imagen donde el Presidente utiliza los mismos ademanes con su mano derecha, en donde utiliza el dedo índice para señalar, un poco del “lo que diga mi dedito”.

Por ahí hay un frase bromista y coloquial que dice “Si al fulano le ataran las manos, se quedaría mudo”.

El día de ayer, el fotoperiodista Isaac Esquivel de la agencia Cuartoscuro, captó al Presidente pidiendo silencio a alguien en particular o al grupo de periodistas allí presentes.

En la política, como en cualquier cargo público, hay gestos que deben evitarse por el riesgo a ser malinterpretados, y aún más si lo hace el Presidente.

▶ Esta foto de Isaac, es buena porque siguió con su telefoto a López Obrador hasta que desapareciera del templete. No bajó su cámara, aún sabiendo que ya no tenía el micrófono en mano, y eso es de apreciarse, porque justo en el tedio de una orden que te obliga a despertarte de madrugada diariamente, sería para que el desgane triunfara.

Alguna vez leí una entrevista al editor de la edición europea de Político, Matthew Kaminski, donde decía: “No importa cuánta gente te vea; lo importante es que te vean las personas adecuadas”.

Desconozco si algún periodista haya retomado esta imagen y sobre todo esta actitud, de exigir silencio de una forma directa y tajante.

En el libro La comunicación no verbal, de Mark L. Knapp dice que “los gestos aparecen cuando una persona tiene más dificultad para expresar lo que quiere decir, o cuando le cuesta más trabajo hacerse comprender por su interlocutor”.

Entonces este movimiento deliberado de colocar su dedo en los labios, en señal de “guarda silencio” , parece autoritario. Olvidó que no hay quien lo pierda de vista y todo puede ser usado en su contra. Lamentablemente así es la política.

Aunque ponerse los dedos sobre la boca, también nos muestra un ligero nerviosismo y una necesidad de seguridad, este y todos los ademanes comunican.

Imagínense, si el doctor Alfredo Fierro dice: “Un largo silencio no unido a gestos comunicativos puede llegar a hacerse tenso y a deteriorar una situación y una relación”, ahora imagínense el poder unido a gestos como este.

Tw: @lauragarza
Instagram: @lauragarzag
Web: www.lauragarza.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Línea 13Columnas
2019-07-19 - 02:37
Dos AñosColumnas
2019-07-19 - 02:34
Nación y destinoColumnas
2019-07-19 - 02:29
Duarte, ¡un pobre político!Columnas
2019-07-19 - 02:22

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-