facebook comscore
Sin Chantajes

Sin Chantajes

Columnas miércoles 17 de julio de 2019 - 08:57

Las Tandas para el Bienestar, son parte del plan para apoyar con créditos a micro y pequeños empresarios. Se trata de créditos a la palabra, sin intereses, para pequeños negocios como talleres,
tiendas, u otro tipo de actividades proproductivasductivas, con el fin de que adquieran herramientas de trabajo, materia prima y otras necesidades de las microempresas. Se les llama Tandas, porque el crédito se va pagando mes con mes. Si se cumple con los pagos, se tiene derecho a un nuevo crédito, esta vez por más dinero, el cual también se irá pagando poco a poco.

El primer crédito será de 6 mil pesos, y se comienza a pagar tres meses después de recibir el dinero. Si cumple puntualmente con todos los pagos, se podrá pedir un nuevo crédito sin intereses por 10 mil pesos, luego 15 mil, hasta llegar a 20 mil pesos de crédito.

Las Tandas para el Bienestar, al igual que los demás Programas Integrales de Desarrollo, llegarán directamente a los beneficiarios desde la Tesorería de la Federación, sin intermediarios. Así lo ha informado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, no se va a negociar con organizaciones que sólo buscan lucrar. Eso se terminó.

La Cuarta Trasformación está en marcha, aunque no quieran entenderlo algunas organizaciones, que lleva días cerrando las instalaciones de la Delegación Estatal de Programas para el Desarrollo en la Ciudad de México. Bloquean el servicio que se proporciona diariamente a cientos de personas y adultos mayores, que acuden al edificio para recibir información importante. Supuestos “líderes” de esta organización, intentan presionar para que los censos y los apoyos económicos pasen por sus manos, para luego repartirlos a su conveniencia, tal como hacían en anteriores administraciones.

A los “líderes” de las organizaciones les debe quedar claro que la lucha contra la corrupción es prioridad nacional y que sus bloqueos, sólo afectan a los ciudadanos y a cientos de trabajadores. Bien harían en leer e informarse antes de obstaculizar el trabajo, al menos, para que puedan expresarse y fundamentar sus peticiones y no decir ambigüedades tales como “el Gobierno no nos escucha”. El gobierno sí escucha al pueblo, pero no se deja chantajear, porque la honestidad no se negocia y los programas de desarrollo no son un botín, como fue en el pasado.

Bajo ninguna circunstancia los apoyos económicos se van a entregar a asociaciones, grupos u organizaciones de ningún tipo, ya se terminó la época en que se anteponían intereses personales, condicionaban a los beneficiarios, les exigían cuotas, votos, “moches” y los líderes decidían a quienes beneficiar y a quienes dejar fuera. Hoy la 4T combate la corrupción y los apoyos económicos se entregan directamente a los beneficiarios, ya se terminaron los abusos de intermediarios que hacían de la pobreza un negocio.

•Delegada estatal de programas para el desarrollo
en la Ciudad de México

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La famosa consulta / II Columnas
2020-09-25 - 00:52
¡Hasta encontrarlos! Columnas
2020-09-25 - 00:43
¿Cuál será el capital político de Anaya? Columnas
2020-09-25 - 00:40
Lealtades presidenciales Columnas
2020-09-25 - 00:38
COVID: volteamos a otro lado Columnas
2020-09-25 - 00:38
La justicia digital en la CDMX Columnas
2020-09-25 - 00:37
+ -