Sin pruebas, destituyen a mps de fiscalía de delitos sexuales

Sin pruebas, destituyen a mps de fiscalía de delitos sexuales

Ciudades martes 27 de agosto de 2019 - 03:20


POR CARLOS JIMÉNEZ

S in tener aún alguna prueba o acusación en concreto, la Fiscalía para Delitos Sexuales separó de su cargo a cuando menos dos agentes del Ministerio Público, como parte de la “sospecha” de que “filtraron” información sobre la denuncia de una menor de edad que acusó que fue violada por policías de la Ciudad de México.

Autoridades de la dependencia revelaron que la Fiscalía, que encabeza María Concepción Prado García, determinó separar a los funcionarios, debido a que ellos fueron los primeros que tuvieron acceso a la carpeta de investigación.

▶ Sin embargo, la realidad es que hasta ahora las autoridades de la dependencia que encabeza Ernestina Godoy, no cuentan con ninguna prueba para demostrar que fueron ellos quienes “filtraron” los detalles del caso.

A pesar de la separación que se determinó de este par de funcionarios, el expediente del supuesto ataque contra la menor continúa en integración en la misma agencia para delitos sexuales. La fiscal no ha ordenado que lo radiquen en las oficinas centrales, como debería haber ocurrido por la relevancia del caso.

Esta es, al menos, la cuarta pifia que se comete en la Fiscalía Especializada en la Atención para Delitos Sexuales, en lo que va del año.

En marzo pasado, familiares de una menor de 14 años de edad detuvieron a un sujeto acusado de violarla en una fiesta. Lo apalearon y lo entregaron a la agencia especializada. Así quedó registrado en el expediente FDS/FDS-5/ UI-5-02/261/03-2019.

Sin embargo, el Ministerio Público lo dejó en libertad en menos de dos días, alegando que no había flagrancia en su captura. Cuando ya había escapado, un juez ordenó detenerlo y encarcelarlo.

Ha pasado casi medio año, y el caso sigue en la impunidad. El personal de la Fiscalía no lo encuentra; el hombre está prófugo.

Dos meses después se presentó otro caso: La muerte de un hombre que se emborrachó junto con su hermana y que, de manera voluntaria, se presentó ante el Ministerio Público para decirles que, creía, había tenido relaciones sexuales con ella.

A pesar de que no había flagrancia de ningún delito, de que ni siquiera estaban seguros de qué lo acusarían, y del estado en que se encontraba el hombre, el personal de la Fiscalía de María Concepción Prado lo encerró en sus galeras.

Le iniciaron el expediente CI-FDS/ FDS-2/UI-2-03/406/05-2019 y ahí lo dejaron. Pero ya no le pusieron la atención adecuada. Cuando fueron a verlo, estaba muerto. Bajo su custodia, terminó suicidándose.

La pifia más reciente de dicha Fiscalía Especializada ocurrió apenas en agosto y quedó registrada en el expediente CI-FDS/FDS-5/UIFDS-5 01/651/08-2019. Una mujer de 70 años de edad fue hallada en su casa agonizando y con signos de haber sufrido un ataque sexual.

El hijo de la mujer la llevó a un hospital. Ahí, el personal médico la revisó y confirmó la agresión sexual.

De inmediato hizo la notificación legal, para que la Fiscalía dirigida por María Concepción Prado García se presentara a indagar qué le había sucedido.

Sin embargo, no llegaron a tiempo.

Para cuando se presentaron en el hospital, la señora ya había muerto.

Así las pifias en esta Fiscalía especializada. Pese a todo, los únicos funcionarios separados del cargo, son los dos MPs, contra quienes no se tiene prueba alguna en concreto.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-