laopcionnota
Sólo ropas y huesos quedaron de Daniela

Sólo ropas y huesos quedaron de Daniela

Ciudades jueves 11 de julio de 2019 - 05:29


POR CARLOS JIMÉNEZ

De Daniela Ramírez, la joven que desapareció tras abordar un taxi para ir a una fiesta en Tlalpan, solo quedaron algunos de sus huesos, su ropa, su bolsa y sus brackets… quien la asesinó hace más de un mes, arrojó su cuerpo en una zona de difícil acceso en el poblado de Parres. Y ahí, la fauna del lugar, la devoró.

Tras semanas de búsqueda, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJCDMX) encontró su cráneo, su columna vertebral, y algunos restos de lo que parece ser su pelvis. No hay más.

Funcionarios de la dependencia revelaron que, junto a ellos, estaba aquel vestido naranja de manga larga que describió su mamá a las autoridades el día en que denunció su desaparición.

También sus botas color café, y una bolsa o mochila azul.

En lo que quedó de su dentadura, los peritos de la dependencia hallaron sus brackets transparentes.

Pese a que todo apunta a que se trata de Daniela, las autoridades tienen que realizar diversos estudios de ADN para poder corroborarlo completamente.

▶ “El tema de la certeza de a quien corresponden y eso, pues va a ser a partir de cuestiones técnicas, periciales, la verdad es que son huesos, no tengo tejido blando, lo cual hace que tarde un poco más los estudios, en dos o tres días tendremos seguramente la identidad”, dijo ayer la Procuradora Ernestina Godoy.

Los funcionarios que participan en las indagatorias del caso revelaron que, por el estado en que fue hallada, los peritos suponen que la joven fue asesinada el mismo día en que desapareció; es decir, el pasado 18 de mayo.

De hecho, explicaron, los especialistas no saben aún si podrán conocer con exactitud las causas de su muerte.

Fue casi mes y medio de trabajo de la Fiscalía para Desaparecidos de la Ciudad de México para poder hallar en el poblado de Parres, alcaldía de Tlalpan, los restos humanos.

Daniela trabajaba en una pizzería en la Colonia Paseos del Sur, en Xochimilco.

Según el mensaje que envió la noche en que desapareció, lo último que se supo fue viajaba en un taxi y que el chofer cambió la ruta que le pidió.

“—Creo que el taxi me quiere secuestrar —le escribió a un amigo.
—¿Porqué? —preguntó él.
—Me está llevando casi a tres marías… ayúdame.
Estamos por Parres el Guarda… ya pasamos el Ajusco… ayúdame por favor”, fue lo último que escribió aquella noche.

Desde entonces no se supo más de ella. Su mamá acudió a la pizzería en la que trabajaba la joven, y ahí le mostraron la conversación en la que pedía auxilio.

Con esta información, acudió a la Procuraduría General de Justicia capitalina para pedir que le ayudaran a localizarla. Les dio su descripción, y les dijo la ropa que llevaba puesta.

La madrugada del martes, agentes de la Policía de Investigación (PDI), peritos y personal de la Fiscalía para Desaparecidos, trabajaron en una extensión de 10 kilómetros en la zona de Parres para ubicarla.

Sabían que ahí había emitido las últimas señales su teléfono celular. Tras peinar el área, los investigadores hallaron ahí los restos humanos, la ropa, la bolsa y los brackets que les había descrito la mamá de la joven.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

YC/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-