facebook comscore
Terán y Diosdado, dos íconos del deporte mexicano

Terán y Diosdado, dos íconos del deporte mexicano

Columnas viernes 02 de agosto de 2019 - 03:09

La jornada de este miércoles vio subir al podio de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 a dos mexicanas que se han convertido en el estandarte de sus respectivos deportes: Samantha Terán y Nuria Diosdado.


La squashista Samantha Terán acudió a sus 18 años a sus primeros Juegos Panamericanos en la edición de Winnipeg 1999, donde ganó la medalla de bronce en el torneo por equipos junto con Teresa Osorio, Karina Hernández y Martha Herrera para darle al squash mexicano su primer podio internacional en la historia.

Veinte años después, Samantha repite el bronce en esta prueba al lado de Diana García, de 26 años, y Dina Anguiano, de 17.

De esta manera casi poética de cerrar un ciclo, Samantha Terán pasa la estafeta a la siguiente generación y anuncia su retiro del deporte de alto rendimiento, con un conteo de 12 metales en Juegos Panamericanos (2 oros y 10 bronces), así como con la distinción de ser la máxima medallista en la historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe con 15 títulos regionales, además de arriba de 400 victorias en el tour profesional.

En los deportes acuáticos, Nuria Diosdado cosechó dos medallas de plata en la natación artística de Lima 2019 con puntuaciones históricas en las competencias de dueto y equipo, que se suman a las dos argentas que ganó en Toronto 2015 y con las que México regresó al podio panamericano del entonces llamado nado sincronizado tras una ausencia de 16 años.

Nuria vivió su primera competencia de ciclo olímpico a los 16 años en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006, donde ganó con el conjunto tricolor las pruebas de equipo y combo; hoy, con 14 oros, no ha conocido otro color en la justa regional.

Con 28 años, y actualmente capitana y la más experimentada del equipo, Nuria es la líder que guía a las nuevas generaciones. En el Centro Acuático de la Villa Deportiva Nacional Videna en la capital peruana, consiguió el boleto a sus terceros Juegos Olímpicos en mancuerna con Joana Jiménez, quien se incorpora por primer año al dueto tricolor, y juntas emprenderán el camino rumbo a Tokio 2020. En la prueba por equipo, Nuria compartió alberca con jóvenes talentos como Regina Alférez, Karen Soto, Amaya Velázquez y Pamela Toscano, quienes asisten por primera vez a unos juegos del continente.

Samantha y Nuria son actualmente el ícono más condecorado y reconocido de sus respectivos deportes en México, y los podios que conquistaron en Lima son ejemplo de experiencia que nutre e impulsa a las generaciones en ciernes.

Con el trabajo que concluyó Samantha esta semana y la labor que continuará Nuria a su regreso de Perú se puede augurar un futuro próspero para estas dos disciplinas.

•Periodista y analista deportivo

elmonoenaltamar@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La Nacional abre camino Columnas
2019-10-18 - 01:31
¿Perdonar al Veracruz? Columnas
2019-10-18 - 01:29
Cuba y su “presidente electo” Columnas
2019-10-18 - 01:28
Aquí, Hablamos Español Columnas
2019-10-18 - 01:26
Ingresos Columnas
2019-10-18 - 01:24
Línea 13 Columnas
2019-10-18 - 01:22
+ -