laopcionnota
The Dirt
The Dirt

Columnas jueves 11 de abril de 2019 - 01:05


El cine biográfico sobre bandas de música parece agarrar el mismo vuelo que los universos cinematográficos de súper héroes. Esta nueva ola que parece estar inaugurada por Bohemian Rapsody: la historia de Freddy Mercury, la próxima a estrenarse Rocket Man, sobre Elton John, aunque un poco forzado podría entrar aquí Leaving Neverland, polémico documental sobre Michael Jackson, no olvidemos que se está produciendo la película biográfica de David Bowie, la misma ola nos trae The Dirt, película que relata lahistoria de los miembros de la banda Mötley Crüe, estrenada esta semana en la plataforma Netflix.

Basada en las memorias de los cuatro miembros de la banda y publicadas en papel como The dirt confessions of the world’s most notorious rock band, nos relatan la historia del ascenso de los miembros de Mötley Crüe hasta el estrellato mundial y la caída de cada uno de sus miembros la adicción a las drogas, el sexo, el desenfreno de las fiestas interminables que contrastaba notablemente entre la decadencia personal y el éxito en las listas musicales.

Lastimosamente el último filme de Jeff Tremaine solo se queda en relatos ligeramente unidos por una historia que se llena de clichés y que pudiendo ser más se queda tan solo en un anecdotario dejando casi de lado los problemas personales de los miembros como enfermedades, accidentes, matrimonios fallidos y las consecuencias de ello.

Tememos como resultado un filme divertido pero que invita más a la lectura del libro en que se basa que a una segunda mirada a la película.

A pesar de lo anterior no es un filme deplorable y que tiene como punto fuerte la no-justificación de la banda hacia sus actitudes pedantes, sucias, incomodas y violentas, esto aun a pesar de que sean los propios miembros de Mötley Crüe quienes producen el filme. Se agradece la no auto-condescendencia y esto a su vez contrasta abismalmente con Bohemian Rapsody, la cual si parecía ocultar el recelo, envidias y vergüenzas de los miembros activos de Queen para con su historia misma.

Por desgracia la dirección de Tremaine es tan torpe que a veces obliga hablar a sus personajes cuando deberían callar o que se vale de recursos tan insulsos como el de mostrarnos una escena aparentemente relevante para que segundos después casi de inmediato un personaje en escena voltee a cámara y nos diga que eso que acabamos de ver no sucedió en la vida real. Si bien es cierto que esto podría ser culpa tanto del director como del guion, parece que la mano negra de Netlfix como casa productora del filme es quien entra demasiado a juego puesto que una escena casi idéntica sucede en Un gesto fútil y estúpido: la historia de Doug Kenny, Biopic de dicho comediante norteamericano y la cual también fue producida por Netflix.

Y que como resultado se nos entrega una película ambigua, vaga y contrastante solamente llamativa para los fanáticos acérrimos de Mötley Crüe o del rock mismo.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


De 3 a 4 sedes para la CDMXColumnas
2019-04-19 - 03:10
Hazañas y esperanza en nuestra LigaColumnas
2019-04-19 - 03:07
Votos SagradosColumnas
2019-04-19 - 03:05
¡Un engaño!Columnas
2019-04-19 - 03:03
La lucha económica de la clase mediaColumnas
2019-04-19 - 02:58
IngresosColumnas
2019-04-19 - 02:55

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-