laopcionnota
Toy Story 4

Toy Story 4

Columnas jueves 27 de junio de 2019 - 03:06


Los estudios Pixar tenían todo en contra en 1995: poco presupuesto, pocos animadores, y un gran estudio encima que buscaba a toda costa absorber y destruir, Disney que a últimas fechas se ha convertido en el Goliat de todas las sopas.

▶ John Lasseter, director de Pixar, había entregado a los ejecutivos de Disney la historia de un grupo de juguetes, en un mundo donde estos tenían vida propia cuando no estaban los humanos presentes y su instinto era moldeado por la necesidad de ser jugados y debido a esa necesidad se evidenciaban sus temores y anhelos.

La historia en cuestión no había sido bien vista por los directivos. Veinte años después se tiene en pantallas la cuarta entrega de la saga Toy Story.

En esta nueva entrega Bonnie, la heredera de los juguetes de Andy, ha seguido la tradición de crear aventuras con sus juguetes: dinosaurios, caballos, hombres del espacio, el viejo cara de papa, el cerdo Jam incluidos; lastimosamente el relegado es el vaquero Woody, que mira sus días pasar encerrado en el armario apenas tocado por su dueña para quitarle su placa de alguacil y dejársela a la vaquera Jessi.

Woody a pesar de esto siente compromiso con la pequeña y por ello arma un plan para acompañarla al primer día de clases en una nueva escuela.

Escondido en la mochila de la pequeña, Woody se encargara de que su primer día no sea tan escabroso y lo logra, Bonnie hizo un nuevo amigo, literalmente, de desperdicios entre limpia pipas, cubiertos y chicles usados nacerá Forky, este pequeño tiene claro que no es un juguete es basura y cada momento que tiene busca desesperadamente regresar al cesto de donde fue sacado. Forky se ha convertido en el nuevo juguete preferido de Bonnie es por ello que cuando este se extravía Woody sale al rescate.

Hace un par de años directivos de Pixar anunciaron que este cuarto filme sería el último de la saga y también la última secuela que harían de cualquier película de los estudios; de ahora en adelante todas las películas que haga Pixar serán creaciones originales.

Es por ello que no resultaba tan descabellado que esta cuarta entrega se tratara sobre cerrar ciclos, sobre el desprendimiento una saga que nació contando la historia de un vaquero y un astronauta, representaciones del nuevo y el viejo Hollywood.

La nueva entrega, melancólica por donde se le mire, es la menos graciosa y redonda de las cuatro pero que se compensa por lo maduro de su argumento y saber tocar las notas necesarias para provocar en la lágrima en el ojo, pero también – y se agradece- invita a la reflexión, si la tercera entrega hablaba sobre la muerte y la aceptación de esta, Toy Story 4 habla sobre la melancolía de la separación, sobre aprender a dejar ir debido a la naturaleza de las cosas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

S.O.S. al cine mexicanoColumnas
2019-07-23 - 04:03
Ormuz: La ruta del oro negroColumnas
2019-07-23 - 03:59
¡Hará de todo!Columnas
2019-07-23 - 03:55
IngresosColumnas
2019-07-23 - 03:43
LíneaColumnas
2019-07-23 - 03:34
Saltos De Gran AlturaColumnas
2019-07-23 - 03:29

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-