facebook comscore
Tras 8 años de ausencia, María Victoria sigue emocionando con “Cuidadito”

Tras 8 años de ausencia, María Victoria sigue emocionando con “Cuidadito”

Tendencias sábado 24 de agosto de 2019 - 09:34


Tras ocho años de no subir a un escenario, María Victoria lo hizo para entonar “Cuidadito”, una de las canciones más emblemáticas en sus más de siete décadas de trayectoria artística que fueron reconocidas durante la cuarta edición del Festival Mundial del Bolero.

La cantante y actriz mexicana fue agasajada durante casi tres horas por más de 25 exponentes de la música que, en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, interpretaron algunos de sus temas más afamados.

Al finalizar el homenaje que se le rindió, María Victoria subió al escenario para recibir dos reconocimientos por su carrera y acompañada por el elenco del cartel, tomó el micrófono y se animó a cantar, lo que fue ovacionado por el público que abarrotó el legendario recinto del Centro Histórico de esta ciudad.

“Estoy tan emocionada que no puedo ni hablar. Tengo ocho años de que no trabajo para nada y cuando me dijeron esto, quise convivir con mi público y con mis compañeros, a quienes les agradezco mucho que hayan venido”, expresó.

El primer concierto del IV Festival Mundial del Bolero inició con la proyección de una semblanza de María Victoria, en la que el cantautor y productor musical Rodrigo de la Cadena destacó, a través de fotografías y videos, que Agustín Lara la definió como “La voz que se vuelve carne y perfume al mismo tiempo”.

También conocida como “La estatua que canta”, subrayó que la originaria de Guadalajara, Jalisco es la sensitiva intérprete que encumbró la sensualidad del bolero y se consolidó como imagen y símbolo de la belleza mexicana femenina a través de más de 60 películas.

“Poco valorado es el estilo de canto de quien, sin ser poseedora de una gran técnica, sí tenía una gran afinación y un colosal sentido de la cuadratura, pues dominaba el rubato jugando con la rítmica, logrando un hechizante efecto al interpolar su media voz y falsete”, resaltó De la Cadena.

Luego de escucharse el sonido característico de campanas tubulares que durante muchos años emitió el vibráfono para identificar a la XEW, La voz de la América Latina desde México, inició el espectáculo musical ante más de mil 300 personas, en su mayoría, personas de la tercera edad.

Con Rodrigo de la Cadena, director general del Festival Mundial del Bolero al piano, y “desde el Estudio Azul y Plata de la XEW”, la agrupación Los Miranda abrió con un popurrí de las canciones que popularizó María Victoria.

Como si se hubiera viajado en el tiempo, justo a los años 50, Los Miranda también deleitaron al presentar los temas que vestían a los anuncios de los patrocinadores de la época: Canadá Dry, Sal de uvas Picot, Jabón Fab, Chocolates Turín, Refrescos Jarritos y la crema Colgate.

Acompañada por la Orquesta Mexicana del Bolero dirigida por Enrique Ríos, Sofía Villa continuó la velada con el tema “Esta noche la paso” y después Juda Elohim con “Me gustas mucho”.

Con un vestido plateado de lentejuela, la modelo Carmen Campuzano fascinó con “Respeta mi dolor”, mientras que Astrid Hadad emocionaba con “Como un perro”, composición de Severo Mirón en la que, de acuerdo con De la Cadena, no se sabía a ciencia cierta si aquellos “pujiditos” de María Victoria eran de dolor o de placer.

Uno de los momentos que causó mayor furor ocurrió cuando Madame Chiang interpretó “Cuidadito”, del dominicano Mario de Jesús, y emulando algunos de los gestos de María Victoria, quien en su época de gloria llegó a colocar muchos temas en el catálogo de la disquera RCA Víctor.

Exclamaciones como “¡Date la vuelta, María!”, “¡Canta de espaldas!”, “¡Mamasota!”, “¡Ahí viene mi vieja!”, “¡Mi sirena de la calle!” no se hacían esperar cuando la diosa del cabaret aparecía para cantar, resaltaba el cantautor.

Lo hacía, mencionó, “ataviada por guantes de seda hasta los codos y el clásico vestido de corte de sirena, diseñado por Lolita y perfeccionado por el modisto Julio Chávez, hasta hoy aún conocido como “el estilo María Victoria” con la cintura entallada y ampón con tul o plumas de las rodillas para abajo.

En el programa prosiguió Flor Amargo, quien deleitó con “Todavía no me muero”, mientras que Rodrigo de la Cadena optó por “Besar”. Sin embargo, interrumpió su interpretación al sentir que no estaba a tono, por lo que mejor entregó “Tengo ganas de un beso”, que originalmente cantaría Lyn May, pero no llegó al evento.

Para ese momento, María Victoria ya estaba muy emocionada, por lo que el público aprovechó para ponerse de pie y rendirle una larga ovación. Entre ellos, también estaba la actriz Irma Dorantes, quien sobresalió en la llamada Época de Oro del cine mexicano al lado de Pedro Infante.

“Cada año, María organiza una pozoliza en su casa y hoy nos está invitando la boleriza con todo y tostadas”, dijo De la Cadena para luego recordar que hace dos años en el Teatro de la Ciudad, durante el segundo Festival Mundial del Bolero, se dio a conocer la noticia de la muerte de Juan Gabriel.

Con la homenajeada en el escenario, acompañada de su hijo Rubén Zepeda y todos los artistas cantando “Cuidadito” con ella, concluyó el primer espectáculo del magno festival que este sábado rendirá tributo a Jorge Muñiz y el domingo a La Auténtica Santanera.

Cn información de agencias
Foto: Internet

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -