laopcionnota
Tras el fracaso de redadas, Trump cierra puertas a centroamericanos

Tras el fracaso de redadas, Trump cierra puertas a centroamericanos

Global martes 16 de julio de 2019 - 04:48


POR REDACCIÓN


Dando marcha atrás a una política que ha estado vigente por décadas, el gobierno del presidente Donald Trump señaló ayer que pondrá fin a las protecciones de asilo para la mayoría de los inmigrantes que se presenten en la frontera sur de Estados Unidos, el intento más aventurado del mandatario de bloquear las solicitudes de asilo y reducir el número de personas que pretenden obtener refugio en el país.

▶ La nueva medida, que se prevé que entre en vigor hoy, abarcará a una gran cantidad de solicitantes de asilo, muchos de los cuales huyen de la violencia y la pobreza en Centroamérica. Con toda seguridad, la propuesta del mandatario enfrentará impugnaciones legales.

De acuerdo al plan publicado en el Registro Federal, los migrantes que crucen otro país —en este caso, México— en su camino a Estados Unidos, no serán elegibles para asilo. La regla también aplica para los menores que han cruzado la frontera sin compañía de un adulto.

La gran mayoría de las personas afectadas por el dictamen son centroamericanas. Pero, en algunas ocasiones, migrantes procedentes de África, Cuba o Haití y otros países, también intentan ingresar a Estados Unidos por su frontera con México.

Existen excepciones, incluyendo a las víctimas de tráfico de personas y solicitantes de asilo cuya petición fue rechazada por otro país. En caso de que un migrante atraviese por un país que no firmó uno de los principales tratados internacionales (al que pertenecen la mayoría de las naciones occidentales) que rigen el trato que se les da a los refugiados, un inmigrante aún podría solicitar asilo en Estados Unidos.

Funcionarios del gobierno de Trump aseguran que los cambios tienen la intención de reducir la brecha entre el proceso inicial de asilo, que aprueban la mayoría de las personas, y la decisión final en la que casi todos quedan descartados.

El secretario de Justicia William Barr dijo que Estados Unidos es “un país generoso, pero está completamente rebasado” por la carga relacionada con la detención y procesamiento de cientos de miles de migrantes que se presentan en la frontera sur.

También dijo que la medida está dirigida a “migrantes económicos” y a “aquellos que buscan explotar nuestro sistema de asilo para poder entrar en Estados Unidos”.

Pero los grupos por los derechos de los inmigrantes, líderes religiosos y grupos humanitarios han dicho que las políticas del gobierno republicano representan un cruel intento de mantener a los migrantes fuera del país. Guatemala, Honduras y El Salvador son países pobres y, por lo general, asediados por la violencia.

“Esta es una nueva medida para enviar de regreso a lugares violentos a los refugiados que llegan con temores bien fundamentados de persecución — de hecho, el dictamen negaría asilo a los refugiados que no solicitaron asilo en países en los que estarían en riesgo”, dijo Eleanor Acer, de Human Rights First.

El abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles, Lee Gelernt, que ha litigado algunas de las principales impugnaciones a las políticas migratorias del gobierno de Trump, dijo que la medida era ilegal y que su agrupación planea entablar una demanda.

“De ser ratificada, la regla eliminaría por completo el asilo a todos aquellos en la frontera sur”, declaró. “Pero es evidentemente ilegal”.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

YC/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-