laopcionnota
Tres días después de pelear, boxeador ruso fallece por una hemorragia cerebral

Tres días después de pelear, boxeador ruso fallece por una hemorragia cerebral

Deportes miércoles 24 de julio de 2019 - 04:01


POR FERNANDO MORENO

El boxeador ruso, Maxim Dadashev, falleció ayer a causa de una hemorragia cerebral luego de las lesiones sufridas durante la pelea del viernes pasado, ante el boricua Subriel Matías; con 28 años de edad se une al listado de víctimas de un deporte que causa daños irreversibles por golpes en la cabeza en el 90 por ciento de los contendientes.

El púgil había estado en el Centro
Hospitalario Prince George’s de la UM desde la derrota en el undécimo round ante Matías. Se sometió a una cirugía de dos horas para aliviar un hematoma subdural, o sangrado del cerebro, e incluso su estado terminó en un coma inducido médicamente, pero tres días después del combate y soportar las lesiones, Dadashev perdió la vida.

Desde el sábado posterior al combate, la neurocirujana Mary IH Cobb le hizo saber al manejador del boxeador ruso, Egis Klimas y Janusevicius que el púgil había sufrido una hemorragia cerebral en el lado derecho, que incluso le afeitaron la cabeza y le abrieron el cuero cabelludo para confirmar que mostraba evidentes señales de daño severo al cerebro y a pesar de que le habían dado medicamentos para disminuir lo inflamado, este no logró resistir a las lesiones.

El pugilismo es uno de los deportes de contacto más peligrosos que existen ya que los deportistas que suben al ring están expuestos a fuertes y continuos impactos, a tal grado que más allá de que un nocaut le de la victoria a uno de los boxeadores, esto causa severos daños, que al instante han provocado hasta la muerte.

En un combate el cerebro de un boxeador recibe un castigo equivalente al golpe de un mazo acolchonado de seis kilos a 30 kilómetros por hora, durante un mes, algo así como lo que experimentó el ruso Dadadshev.

Además, se pueden presentar hemorragias retinianas, desprendimientos de retina y otros traumatismos oculares que pueden conducir a la extirpación del ojo o a un severa perdida de la vista, ya que según un estudio del Hospital Príncipe de Asturias de Madrid, señala que el 58 por ciento de los boxeadores sufren lesiones oculares de gran magnitud, un ejemplo la ceguera del campeón Sugar Ray Leonard.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

YC/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-