Trudeau suma ya tres dimisiones por corrupción
Trudeau suma ya tres dimisiones por corrupción

Global jueves 07 de marzo de 2019 - 05:31


POR RUBÉN MACHAEN

Desde principios de año, el gobierno del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, enfrenta un escándalo que podría costarle su reelección en los próximos comicios de octubre y que, hasta ahora, ha provocado la renuncia de tres de sus más cercanos funcionarios.

Todo empezó cuando la entonces fiscal general, Judy Wilson-Raybould fuese cesada de su cargo y degradada a un ministerio de asuntos para veteranos del ejército, del que dimitió en enero, según ella, por una investigación que llevaba a cabo en contra de la empresa de ingeniería SNC-Lavalin, por presunto fraude y corrupción.

La ex fiscal rindió testimonio ante la Comisión de Justicia de la Cámara de los Comunes, acusando a Trudeau y funcionarios cercanos a él, de haber impedido la investigación que presume el pago de “sobornos millonarios” a altos funcionarios del régimen del fallecido líder libio, Muamar el Gadafi, a cambio de contratos entre SNC-Lavalin y Libia en el periodo 2001-2011.

Wilson-Raybould sustentó la acusación ofreciendo fechas, nombres y detalles de más de más de 10 llamadas telefónicas, reuniones y mensajes de texto por parte de funcionarios del gobierno, para que cesara su investigación contra la empresa. “Desde septiembre hasta diciembre de 2018, experimenté un constante esfuerzo de parte de varias personas dentro del gobierno, buscando ejercer interferencia en el ejercicio de las facultades discrecionales en mi función como fiscal general de Canadá, en un esfuerzo inapropiado”, relató Wilson-Raybould.

El siguiente en dimitir fue Gerald Butts, principal asesor político de Trudeau, cuya comparecencia en la Cámara de los Comunes se espera para esta semana.

Butts informó de su renuncia el pasado 18 de febrero tras ser salpicado por las alegaciones de la exfiscal de haber sido uno de los funcionarios en ejercer presión contra Wilson-Raybould.

Tras las renuncias y después de haber reestructurado su gabinete, la ministra del tesoro, Jane Philpott, se sumó a la lista de dimisiones por la “evidencia mostrada” por Wilson-Raybould, alegando que “por desgracia, he perdido la confianza en cómo el gobierno ha gestionado este asunto”.

Mediante un comunicado, Philpott aseguró que “debo cumplir con mis valores fundamentales, mis responsabilidades en materia ética y mis obligaciones constitucionales. Hay un precio a pagar por actuar según mis principios, pero el coste de abandonarlos es mayor”.

Próximo a los nuevos comicios del 21 de octubre, el líder del Partido Conservador y candidato a suceder a Trudeau, Andrew Scheer, aseguró que la salida de Philpott “demuestra con claridad que (el de Trudeau) es un gobierno instalado en el caos y liderado por un primer ministro caído en desgracia".

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-