Un error, no evaluar maestros

Un error, no evaluar maestros

Columnas viernes 13 de septiembre de 2019 - 02:14


Es una ecuación difícil de entender: si el presidente quiere que “el pueblo” lo evalúe periódicamente para que decida si él sigue en el poder o no, entonces por qué él está de acuerdo en que no sean evaluados los maestros de la CNTE, que son quienes enseñan a los hijos del “pueblo”.

El mandatario aceptó ayer que sí acordó con la CNTE la eliminación de la evaluación de los maestros y hasta explicó por qué aceptó que quienes enseñan a los niños mexicanos no tengan que demostrar sus conocimientos: “Porque quiero fortalecer la educación pública”.

Aunque quizá sí tengan que ser evaluados, ya que, según datos de la SEP, el 70 por ciento de nuestros alumnos de educación básica es incapaz de leer con fluidez y comprender textos, y sólo tres de cada 10 están dentro del estándar de lectura y comprensión.

Además, en el más reciente informe PISA, que es el examen internacional de mayor reconocimiento, nuestros niños no aprobaron un solo examen de ciencias, lectura ni matemáticas. Y el caso peor está en Oaxaca, estado que es el cuartel general de la CNTE hace tres décadas.

Porque, de acuerdo con un estudio realizado por el Tecnológico de Monterrey sobre la situación de la educación en México, el atraso de la educación en Oaxaca es tan precario que necesitaría de 33 años para equiparar su nivel educativo al de la capital de la República.

De cualquier manera, la CNTE se siente tan poderosa que no tiene en cuenta consideraciones políticas de ningún tipo, ya que se adelantó, el miércoles, a decir lo que ayer jueves dijo el presidente sobre el acuerdo mutuo para la eliminación de la evaluación de los maestros.

Un día antes, el representante jurídico de la CNTE en Oaxaca había dicho que, en su reunión en Palacio Nacional, el presidente les aceptó su petición de eliminar “totalmente” la evaluación, y que la profesionalización, actualización y capacitación sea “voluntaria”.

Horas después, el gobernante aclaró que “no es que me hayan presionado los de la CNTE, yo no me dejo presionar por nadie, yo tengo mi propio criterio, no me dejo intimidar por nadie, ni siquiera ellos me lo plantearon, yo lo planteé”.

Bueno, el Poder Ejecutivo no se dejará presionar por la CNTE, pero el Poder Legislativo sí: desde el martes hasta ayer por la tarde, cerró con cadenas y candados las instalaciones de la Cámara de Diputados e impidió que los diputados aprobaran las leyes secundarias de la Reforma Educativa.

Una politización aborrecible de la educación, ya que quienes pierden son los niños, en un país de 120 millones de habitantes y donde están matriculados en la educación primaria 20 millones de pequeños: es decir…

Todo el futuro.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Jalisco se suma al patrimonio culturaColumnas
2019-09-20 - 01:50
Mexicanos al grito de gol...Columnas
2019-09-20 - 01:48
Historias Por ContarColumnas
2019-09-20 - 01:46
Adriano, un gran pacificador: YourcenarColumnas
2019-09-20 - 01:44
Y el muro, va…Columnas
2019-09-20 - 01:38
IngresosColumnas
2019-09-20 - 01:36

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-