facebook comscore
Un grupo para AMLO

Un grupo para AMLO

Columnas jueves 26 de septiembre de 2019 - 00:32

El Foro de Sao Paulo ya parece ser historia. Fundado por Lula da Silva a inicios de 1990, el Foro de Sao Paulo tuvo su edad de oro cuando se combinaron en el poder presidencias que se reivindicaban de izquierda o anti-imperialistas: Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, los Kirchner en Argentina, Rafael Correa en Ecuador y el propio Lula da Silva en Brasil. Aquello fue entre 2004-2010.

El derrumbe del Partido de los Trabajadores (PT), ahogado en múltiples casos de corrupción, la desaparición física de Chávez, el giro que dio en Ecuador el que supuestamente sería el heredero de Correa, Lenin Moreno; junto a cambios por la dinámica electoral en Brasil, Colombia, Argentina y Chile, dejaron a la región en medio de posiciones variopintas en los últimos años.

Pero lo que sí ha lucido inalterable es la existencia de la dictadura castrista en Cuba, claramente avalada por el Foro de Sao Paulo a lo largo de tres décadas.

En los últimos días, he leído comentarios en sitios web del llamado progresismo latinoamericano, que hablan literalmente del “resurgimiento de la esperanza” para “reconstruir la integración latinoamericana”. Por qué tanta expectativa, puede preguntarse cualquiera. Se unen dos cosas para tal mirada, se ve factible la generación de una sinergia entre México y Argentina. Y en el caso de México se saluda la decisión de Andrés Manuel López Obrador de reconstruir un nuevo foro regional, ante el declive del Foro de Sao Paulo, a partir del llamado Grupo de Puebla.

Éste tuvo su primera reunión en esta ciudad mexicana el pasado 12 de julio y sigue en el tapete porque se ha propuesto una segunda reunión en noviembre, en Buenos Aires, con la expectativa de que para entonces Alberto Fernández sea el presidente electo de Argentina. Allí se consolidaría el polo de izquierda, asumiendo la posición geopolítica que ha caracterizado a los dos países, dado el peso específico que tienen en la región.

Lo que no se dice, pero debe leerse entre líneas, es que un eje entre Ciudad de México y Buenos Aires deja por fuera al gigante sudamericano, Brasil, ya que está gobernado por “la derecha”, tal como lo acuña explícitamente el Grupo de Puebla, para referirse a los que no son del eje izquierdista.

Una de las diferencias sustanciales entre el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, según analistas, es que el primer reúne a partidos y movimientos políticos, mientras que la iniciativa de AMLO se centra en las invidualidades.

De los 7 expresidentes congregados en el Grupo de Puebla, sobre 4 existen procesos judiciales, principalmente por casos de corrupción, que ellos achacan a la “guerra de la derecha” para desacreditar sus gestiones.

Para muchos resultó llamativo que en su declaración inicial, su fe de bautismo público, se pasara por alto darle un respaldo abierto a los regímenes de Venezuela (Nicolás Maduro) o Nicaragua (Daniel Ortega). Y también destaca la ausencia de una autocrítica, por parte de los progresistas, por haber respaldado en el pasado reciente a estos dos modelos de autoritarismo en la región.

Este tema de la ausencia de autocrítica, como principal falencia de la iniciativa que impulsa López Obrador, es un sello que caracteriza a este nuevo grupo. El grupo de AMLO.

• Periodista e investigador de la Universidad Católica
Andrés Bello, en Caracas.@infocracia

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Reinterpretarnos Columnas
2019-12-06 - 00:06
Los motivos de Karen Columnas
2019-12-06 - 00:01
Tiraditos Columnas
2019-12-06 - 02:49
Medios, negocios y corrupción Columnas
2019-12-06 - 02:48
FALTO VISION EN MICHACAN 2019 Columnas
2020-01-01 - 02:46
La guerra que mata la democracia Columnas
2019-12-06 - 02:32
+ -