Una noche de copas

Una noche de copas

Columnas lunes 02 de septiembre de 2019 - 02:52


En los pasillos y oficinas de la Casa Blanca hay gran sorpresa e incluso molestia con la exasistente personal de Donald Trump, quien de manera abrupta renunció a su cargo después de “comentar en una cena informal y extraoficial” información reservada del jefe del Ejecutivo y su familia.

Madeleine Westerhout de 29 años nacida en Irvine California, estudió Ciencia Política en el Colegio Charleston de Carolina del Sur, se desempeñó como ayudante en el Comité Nacional Republicano.

Durante la campaña fue designada por el entonces aspirante presidencial “como la mujer que acompañaría a los invitados especiales a los elevadores dorados de la Torre Trump en Nueva York”.

Hace un par de semanas la asistente presidencial de Donald Trump (Westerhout) se reunió en una cena “off the record” con reporteros en Nueva Jersey, coincidieron CBSN y The New York Times.

Tomó un par de copas de más y en un momento inusual de descuido comentó algunas circunstancias con el grupo de reporteros. “Renunció ya que compartió información sobre la familia presidencia, al igual que operaciones de la Oficina Oval”, dijo Hunter Walker reportero asignado a la Casa Blanca por Yahoo News.

En esa reunión (comentó a nivel nacional el reportero de la CBSN Chip Reid), la exasistente personal “presumió que tenía una mejor relación con Trump que sus propias hijas, Ivanka y Tiffany.

De Ivanka habló sobre el poder ilimitado que tiene y ejerce. De Tiffany dijo que al presidente no le gusta fotografiarse con ella ya que la percibía con sobrepeso”.

Y sobre este asunto, el mismo Donald Trump habló momentos después de que la Casa Blanca diera a conocer la “renuncia” de Madeleine Westerhout … “acabo de hablar con ella es una gran persona, me confesó que bebió algunas copas en una cena ‘off de record’ y parece que dijo algunas cosas hirientes, creo que tuvo una mala noche, fue un evento desafortunado, le deseo lo mejor”.

En otro tweet el presidente escribió… “la entiendo y perdono (Westerhout). Amo a Tiffany”.

Cuestionado un par de días después de esta “renuncia” el inquilino de la Oficina Oval volvió al tema… “hablé por teléfono con ella, le dije del buen trabajo que realizó, está muy deprimida y para ser justos, la cena a la que asistió era un ‘off the record’ y por supuesto que los periodistas asistentes lo rompieron; son muy inmorales, no todos, pero muchos sí lo son”.

Debo mencionar que Madeleine Westerhout tiene un acuerdo de confidencialidad sobre sus actividades tanto al interior de la misma Casa Blanca, como fuera de ella. Ella lo sabe y no veo razón alguna para que se arriesgue a romperlo, comentó una fuente de la misma casa presidencial.

¡Mala noche…!

•Doctora en Relaciones Internacionales.
ncalmarosa@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Jalisco se suma al patrimonio culturaColumnas
2019-09-20 - 01:50
Mexicanos al grito de gol...Columnas
2019-09-20 - 01:48
Historias Por ContarColumnas
2019-09-20 - 01:46
Adriano, un gran pacificador: YourcenarColumnas
2019-09-20 - 01:44
Y el muro, va…Columnas
2019-09-20 - 01:38
IngresosColumnas
2019-09-20 - 01:36

+-