laopcionnota
Unidad nacional

Unidad nacional

Columnas viernes 09 de agosto de 2019 - 02:36


Vi el otro día con Leo Zuckerman a mi Gibrán Ramírez, el Nuevo Gramsci (NG), explicar que hay dos tipos de empresarios. Por un lado están los buenos, como mi Poncho Romo, espléndida persona —fue calificado por el Tlatoani como un empresario con “dimensión ética y social”—, que son los que acuden al llamado del Presidente Eterno y se apuntan a la “unidad nacional”. Hay otros en esta nómina. Está el muchachón que le va a vender carbón a la CFE, a despecho de los glaciares; o el que iba a vender papel, bendecido con la amistad del Líder; o el de las medicinas, que ya hizo también un par de bisnes con la 4T porque una vez purificado por el Padre de Pueblos, los conflictos de interés desaparecen “como lágrimas en la lluvia”. Y luego están los malos. Malísimos.

Los de Coparmex, por ejemplo. Gente que no se apunta a lo de la unidad, un proceso que solo puede transcurrir bajo el liderazgo moral, político, religioso y beisbolero de nuestro Líder. Estos empresarios hacen además algo inadmisible: mezclan los negocios con la política, algo que mi Poncho, el del carbón o del papel jamás… Bueno, dejemos esto para otra ocasión.

La cosa es que tiene razón mi NG: el Mandela de Tepetitán es aficionadísimo a lo de la unidad. Uy, la impulsa todo el tiempo. Por ejemplo, cuando dice que entre sus adversarios están periodistas, escritores y organizaciones de la sociedad civil. Y los fifís. Y los neoliberales. Los machuchones. Los sepulcros blanqueados. Los neoporfirianos. Los neoconservadores. Esa gente que le reprocha que meta mano a los fondos de emergencia porque no entiende que la reducción de 6.9% en la inversión son otros datos y o sea de que vamos requetebién y ultimadamente pónganse Vitacilina, pinches chayoteros y… Bueno, dejemos esto para otra ocasión. Los que no entienden que el 0.1% de crecimiento es un hitazo, a diferencia del crecimiento mediocre de...

Bueno, no nos metamos a detalles aburridos. Los que no aceptan que la reducción de 1% del huachicoleo es un éxito de la 4T y su estrategia calculadísima, que los complotistas quisieron hacer pasar por un desabasto que viene a ser un golpe de Estado blando y… Bueno, dejemos también esto para otra ocasión. Los que niegan maliciosamente que la reducción de la producción petrolera es el camino a la salvación de Pemex, que ya se vislumbra porque... En fin, no entremos en tecnicismos. Los que critican a Esteban Moctezuma por apuntarse los éxitos de nuestros atletas en los Panamericanos, cuando la 4T ha dado un apoyo decidido… Bueno, se me acaba el espacio y no puedo ahondar en esto.


El punto es que nuestro Tlatoani llama a la unidad todo el tiempo, con ese espíritu amoroso. Lo único que pide a cambio es una obediencia sin matices, cero crítica, nada de números de los molestos, como esos que dicen que en el ominoso sexenio de Peña la pobreza extrema sí se redujo o que el polvo de gelatina del “longaniza gate” iba a salir a precio de caviar, y periodistas que en vez de cuestionar le digan que no se preocupe porque lo tachen de viejito, que en el mundo hay magníficos estadistas sesentones y setentones como Trump, Putin (viva la democracia) o Teresa May (pronúnciese “Mai”).

▶ Así que este viernes le entregamos la presea como mejor funcionario público, la Orden de Macuspana, a mi 4T, por esa convicción que se renueva y crece cada semana, inmune a los datos. Pero va una aclaración: Zuckerman no es de los de la unidad nacional. Es fifí, neoliberal y neoconservador. No lo salva ni que le vaya al Cruz Azul.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¿Y Michoacán apá?Columnas
2019-08-23 - 03:26
IngresosColumnas
2019-08-23 - 03:18
Línea 13Columnas
2019-08-23 - 03:16
Mujeres LibresColumnas
2019-08-23 - 03:13
Pobreza, hambre y miedoColumnas
2019-08-23 - 03:10

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-