laopcionnota
Vamos muy bien
Vamos muy bien

Columnas lunes 08 de abril de 2019 - 02:20


Es necesario aceptar que algunas de las iniciativas centrales de nuestro Señor Presidente no han salido exactamente como estaba planeado, o en sentido estricto: no aún. Yo, sin embargo, aprovecho esta tribuna al servicio del pueblo bueno, esta trinchera, para decir: adelante, Supremo Líder. Sin titubeos. Todas las grandes transformaciones traen periodos de ajuste, y ésta no podía ser la excepción. La felicidad del pueblo exige pagar un precio. Además, todos esos desajustes tienen explicaciones racionales, que nuestro Padre de Pueblos no puede dar porque las conferencias mañaneras, por largas que sean, no dan para detenerse en cada detalle (y no quisiéramos que dejara de hablar de beisbol, ¿verdad?).

Está, por ejemplo, la abundancia de fotos de los llamados ninis, luego de recibir sus becas en efectivo, gastándolas en smartphones, caguamas o, de plano, en el table dance. Los fifís usan las fotos como ejemplo de que en la 4T tiramos el dinero de los impuestos a la basura. Pero en realidad se trata de una estrategia contra la inseguridad. La tensión sexual excesiva conduce a la violencia. El téibol, más la caguamita alivianadora, van a convertir a esos posibles sicarios en corderos socialistas dispuestos a pedir chamba en Pemex, en cuanto las refinerías hagan palidecer de envidia a las petroleras gringas y noruegas y abran plazas. Así que basta que nuestro presidente les pida a los jóvenes que no usen la lana para armas, y estamos del otro lado.

También vamos a tener que ajustar un poquitín las expectativas de crecimiento económico, digamos que de 4.0 a 0.4. Eso significa que el año que viene tendríamos que nivelarnos con un 7.6 para cumplir con las promesas del Primer Economista de la Nación, el Keynes de Tepetitán. Fácil. Es cosa de que, junto a las refinerías, empiecen a funcionar las estrategias de Manolo Bartlett en la CFE y Torruco en Sectur, con el rostro beatífico de nuestro Tlatoani en toda la promoción turística y los profes de la CNTE viajando a San Miguel de Allende a costa del erario (negociazo: con ellos no pagas el dinero de las casetas). Ya mero, ¿eh? El otro día, Bartlett dio un ejemplo de inversión a largo plazo con el ahorro de kilovatios en la Península de Yucatán. Bien, camarada: no cualquiera se atreve a bajarle el switch a tres estados en pos de un futuro mejor. Cuál caída del sistema.

Otro ajustillo: el consumo de gas, que en una de esas tampoco anda alcanzando. Pero no importa: cosa de bañarse con agua fría, cocinar a leña y cerrar parte de la industria, que como sabemos es una aportación nociva de la Era Fifí, del infierno neoliberal.

Finalmente, tendremos también que hacer algunos ajustes transitorios a nuestra estrategia de seguridad, porque las admoniciones de nuestro Padre Benefactor, esos llamados a las mamis de los sicarios, constituyen una estrategia infalible, pero al parecer tomará un tiempo que empiece a rendir dividendos, porque todos los índices de criminalidad se han disparado (aunque ¿no han visto ya un brillo diferente en los ojos, de iluminación, de los por otro lado poquísimos criminales detenidos?).

Pero lo dice constantemente nuestro Líder: vamos muy bien. Claro que vamos muy bien. Recuerden: las cifras son fifís. Así que adelante, Padre de Pueblos. Y una súplica: siga comiendo con ese entusiasmo. Lo necesitamos fuerte, y el beis es un deporte agotador.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


De 3 a 4 sedes para la CDMXColumnas
2019-04-19 - 03:10
Hazañas y esperanza en nuestra LigaColumnas
2019-04-19 - 03:07
Votos SagradosColumnas
2019-04-19 - 03:05
¡Un engaño!Columnas
2019-04-19 - 03:03
La lucha económica de la clase mediaColumnas
2019-04-19 - 02:58
IngresosColumnas
2019-04-19 - 02:55

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-