laopcionnota
“Vejiga caída”, información útil

“Vejiga caída”, información útil

Columnas viernes 05 de julio de 2019 - 02:22


La vejiga “caída” o prolapsada se conoce como cistocele, una entidad común entre las mujeres de más de 40 años. Etimológicamente significa “herniación de la vejiga” por sus raíces griegas kystis y kele.

La pelvis femenina contiene un grupo de órganos de diferentes sistemas entre sí, que, acomodados de delante hacia atrás, siguen el siguiente orden: vejiga, útero (con la vagina por debajo como su continuación inferior) y recto.

Éstos se encuentran soportados por diferentes ligamentos, estructuras musculares y tejido conectivo que van a formar el piso pélvico, que, en conjunto, proveen el sostén de los mismos.

Cuando dicho soporte pierde fuerza o tono, cualquiera de los órganos del piso pélvico puede prolapsar (caer), ya sea solo o en conjunto, denominándose “prolapso de órganos pélvicos”, descendiendo a través de la vagina, siendo el más común la vejiga, afectando hasta un tercio de las mujeres adultas.

¿Por qué sucede? Bueno, el debilitamiento del piso pélvico tiene varias teorías y por lo tanto los factores de riesgo asociados: embarazos múltiples, parto vaginal, sobre todo cuando es prolongado, sobrepeso u obesidad (aumento de presión intraabdominal), esfuerzo realizado en las evacuaciones intestinales por estreñimiento crónico, tos crónica, disminución de estrógenos con la menopausia, ya que éstos ayudan a mantener el tono, ejercicios de alto impacto, cirugías pélvicas previas (sobre todo extracción del útero), genética (algunas mujeres tienen tejidos conectivos más laxos que otras).

¿Cuáles son sus síntomas? Existen diferentes grados de cistocele y, por lo tanto, diferente sintomatología. Principalmente, se presenta una sensación de cuerpo extraño, pesantez u opresión vaginal, producido por el descenso de la vejiga como ya habíamos explicado con anterioridad.

Tiende a percibirse más cuando se hacen esfuerzos o después de permanecer parada por tiempos prolongados, incluso, puede llegar a sentirse o verse la salida del órgano a través de la vagina.

Cuando el vaciamiento de la vejiga se ve afectado por su desacomodo, aumenta el riesgo de infecciones urinarias o alteraciones funcionales de la micción. En muchos casos se presenta conjuntamente incontinencia urinaria de esfuerzo, sin embargo, debe manejarse como una entidad aparte.

¿Qué debe hacer? Acudir con su médico urólogo para aclarar dudas, hacer una revisión detallada y verificar si existe el prolapso, grado y número de órganos involucrados, así como la presencia de incontinencia urinaria, para decidir el mejor tratamiento que puede ir desde sólo observación, hasta uso de dispositivos plásticos de sostén o, cuando amerite, corrección con cirugía.

•Urólogo, Hospital Ángeles Lomas. Tel. directo:
5247-4951. WhatssApp: 55-8794-8519

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Línea 13Columnas
2019-07-19 - 02:37
Dos AñosColumnas
2019-07-19 - 02:34
Nación y destinoColumnas
2019-07-19 - 02:29
Duarte, ¡un pobre político!Columnas
2019-07-19 - 02:22

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-