laopcionnota
Veracruz: la sangre y las grillas

Veracruz: la sangre y las grillas

Columnas jueves 29 de agosto de 2019 - 00:41


Mientras todavía salía humo por el incendio provocado por un comando armado en un centro nocturno de Coatzacoalcos, que dejó un saldo de 28 muertos, el gobernador Cuitláhuac García dio un paso en falso y trató de culpar a la Fiscalía General del Estado, por la supuesta liberación del autor del atentado.

En junio de este año detuvieron Ricardo Romero, La Loca, con droga, pero lo hizo otra fiscalía, la General de la República, donde decidieron ponerlo en libertad.

Veracruz está en una emergencia y en nada ayudan los enfrentamientos constantes entre las áreas encargadas de dar seguridad y las de procurar justicia.

Al gobernador no le gusta que Jorge Winckler sea el fiscal del Estado, sobre todo porque no lo propuso él y porque piensa que responde a los dictados de Miguel Ángel Yunes.

El modelo de fiscalías independientes se basa justo en eso, en que los titulares de esas instituciones trasciendan en el tiempo para que no le daban el cargo al gobernador en turno y puedan contar con autonomía.

Pero lejos de eso, lo que se hace con el fiscal veracruzano, es descalificarlo en todo momento y culpabilizarlo de cualquier hecho delictivo de alto impacto.

Pero mientras impera la grilla y Winckler tiene que solicitar amparos para no ser destituido por los diputados de Morena en el Congreso estatal, los criminales siguen en lo suyo y avanzando.

Lo que ocurrió en El Caballo Blanco es un ejemplo, porque hechos de esas dimensiones sólo se dan cuando hay un negocio redituable que disputar y este no es otro que el narcomenudeo.

Hace unos meses, cuando criminales abrieron fuego en un salón de fiestas, pero de Minatitlán, donde fallecieron 14 personas, los enfrentamientos entre las autoridades también resultaron vergonzosas, aunque por fortuna sí detuvieron al autor intelectual de esos hechos, semanas después.

Estos hechos respondieron ante enfrentamientos entre el Cártel del Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.

Es un contexto en el que no hay espacio para el optimismo, sobre todo porque las condiciones que generan violencia continúan intactas. Es más, muchas de las organizaciones criminales han encontrado el espacio para reagruparse y fortalecerse, luego de años de persecución de las áreas de seguridad, como puede ser el caso de Los Zetas.

A estas alturas debería resultar evidente que las cosas no están funcionando y que se requiere replantear el papel de las policías y las fiscalías en el estado.

Se podría empezar por exigir que los responsables de garantizar la seguridad de los veracruzanos se coordinen y que asuman sus responsabilidades, porque en el tema de la seguridad no se puede escurrir el bulto por mucho tiempo.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Investigado y busca cargoColumnas
2019-09-13 - 02:51
Pessoa íntimoColumnas
2019-09-13 - 02:47
¿Quién es el responsable?Columnas
2019-09-13 - 02:41
IngresosColumnas
2019-09-13 - 02:40

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-