facebook comscore
Vicente Fox echa su resto

Vicente Fox echa su resto

Columnas martes 24 de septiembre de 2019 - 03:09

Días antes de la elección de 2006, asistí con un grupo de colegas periodistas de Milenio a una charla con el presidente Vicente Fox, quien nos recibió en la biblioteca Francisco I. Madero de Los Pinos.

Las encuestas anunciaban una contienda cerrada entre el candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador y el panista Felipe Calderón. Madrazo, el priista, se mantenía en un ya irremontable tercer sitio.

Recuerdo que Fox estaba convencido que el abanderado de su partido ganaría “por algunos puntos”, pero también le preocupaba lo que pudiera ocurrir de no ser esto así.

“Si gana López Obrador, hay solidez económica e institucional para resistir sus propuestas económicas por unos tres años”, recuerdo que nos dijo el primer mandatario.

El entonces presidente nunca evitó que se conocieran los resquemores que mantenía con López Obrador y todavía estaba fresco el procedimiento de su desafuero.

En efecto, el proceso electoral había llegado a un alto grado de polarización y se alimentaba con narrativas como las que el exjefe de Gobierno del Distrito Federal, representaba un peligro para México.

Inclusive todo el modelo de comunicación política tuvo que cambiar y se prohibió la inversión de particulares en anuncios políticos en radio y televisión y los partidos tuvieron que sujetarse a los tiempos oficiales administrados por el IFE (ahora INE).

Por eso no es extraño que ahora el expresidente Vicente Fox irrumpa en la agenda pública para plantear la necesidad de construir un frente que “detenga” el avance de los planteamientos de Morena en la cámara de diputados en 2021.

Fox está en un terreno conocido y en el que es eficaz: las campañas, la construcción de narrativas que pueden resultar exitosas. Después de todo, fue él quien logró sacar al PRI de Los Pinos por primera ocasión y junto con Calderón derrotaron a López Obrador, lo que no es un asunto menor y menos si tomamos en cuenta lo que después ocurrió.

Entre las dudas que suscita Fox se encuentra la de situarlo en el pasado cuando lo que se necesita, señalas los escépticos, es mirar al futuro.

En los próximos meses veremos qué ocurre, pero no deja de ser interesante el colocar una discusión sobre las trasformaciones que impulsó el foxismo, frente a las que ahora tienen ocupado a López Obrador.

Para el PAN, que está cobijando de nuevo a Fox, es recuperar a sus viejos activos, luego de décadas de rupturas y desencuentros. Tarea compleja, porque siempre son extenuantes las tareas de reconstrucción y más aún donde las grietas que se abrieron son profundas.

Fox es un pragmático y está actuando de acuerdo con un instinto y un olfato político cultivado desde el poder, lo que en modo alguno puede menospreciarse.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La promesa de un equipo de Hidalgo Columnas
2019-11-20 - 01:36
Tiraditos Columnas
2019-11-20 - 01:13
El precio de la opacidad Columnas
2019-11-20 - 02:12
Otra vez, las plazas comerciales Columnas
2019-11-20 - 01:35
Línea 13 Columnas
2019-11-20 - 01:33
¿Quién tiene la razón? Columnas
2019-11-20 - 01:22
+ -