laopcionnota
Vino bueno en botellas viejas

Vino bueno en botellas viejas

Columnas viernes 12 de julio de 2019 - 05:57


Impacta que en plena explicación de la renuncia - acuerdo - despedida del secretario de Hacienda, el Presidente use una frase de cuño evangélico. No se puede poner vino nuevo en botellas (odres, dice el evangelio) viejas. Andrés Manuel López Obrador, Presidente, mesías, profeta, creyente, sensible, decidido, obstinado, irredento, no teme mezclar espiritualidad evangélica con la Presidencia del país.

Esta frase no pretendía, dese luego, simular un sermón. Lo maravilloso es que nos muestra la mentalidad de AMLO en toda su amplitud porque dota a su discurso de un carácter redentor.

La renuncia del secretario Carlos Urzúa no es una buena señal para el país ni dentro ni fuera. No lo es ni en el fondo ni en la forma. Sin embargo, todo hay que decirlo: el inmediato nombramiento del subsecretario Arturo Herrera, muestra la capacidad y las lealtades del Presidente. La primera parte negativa; la segunda, indudablemente valiosa. Por lo menos, los mercados han tomado un respiro.

Los comentarios posteriores a la renuncia vuelven a mostrar el más puro estilo AMLO: “Imagínense lo que es eso, que me presentan un Plan (Nacional) de Desarrollo, lo veo y desde mi punto de vista no reflejaba el cambio (con la política neoliberal), era como si lo hubiese hecho Carstens o Meade, con todo respeto”.

Juzga, prejuzga y posjuzga desde sus antiguas y sempiternas posiciones ideológicas. Y contrario al adagio evangélico que utilizó, él se sigue manteniendo en su pensamiento como vino viejo. Viejo en las ideas, viejo en las formas, viejo en el resentimiento, viejo en la falta de evidencias, viejo en la mezcla de temas. Viejo en el presidencialismo. Viejo, viejo, viejo.

¿Dónde está el vino nuevo de nuestro Presidente? ¿Dónde sus propuestas conquistadoras? ¿Dónde su equilibrio social? ¿Dónde la eliminación de las diferencias? ¿Dónde la solución de los problemas de seguridad, pobreza, falta de salud, falta de calidad de la educación? ¿Dónde la transformación? ¿Dónde el crecimiento económico?

Las contradicciones se multiplican exponencialmente. Hay que evaluar a los nuevos miembros de la Guardia Nacional, pero no a los maestros. Si los policías se manifiestan en la calle son desordenados, pero si él bloquea Paseo de la Reforma, no pasa nada. Estamos en una nueva transformación de información y libertad de expresión, pero los medios ya no pueden decir lo que consideren conveniente y deben estar atentos porque los tiempos han cambiado.

Sigo creyendo que Andrés Manuel será capaz de darse cuenta de sus errores y enmendar la plana. Si no lo hace con vino nuevo y botellas nuevas, el país padecerá la cuarta destrucción.

Hoy demuestra que lleva en la mente y en el corazón vino viejo en botellas viejas. Y eso ya no puede funcionar para el país moderno que es México.

•Director de Extrategia, Comunicación y Medios

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Lotes del delitoColumnas
2019-08-16 - 03:48
Sueños y recuerdos de Lezama LimaColumnas
2019-08-16 - 03:44
Cuando el interés ya no es suficienteColumnas
2019-08-16 - 03:39
IngresosColumnas
2019-08-16 - 03:35
Línea 13Columnas
2019-08-16 - 03:32

+-