laopcionnota
Vivir dentro de una burbuja

Vivir dentro de una burbuja

Columnas lunes 26 de agosto de 2019 - 00:29


Vivir dentro de una burbuja no es sano para nadie, ni para un enfermo que debe alejarse de cualquier cosa que le genere un virus mortal, mucho menos para un presidente de un país que no es feliz, que no está contento, que no grita de júbilo como él, el primer mandatario de México asegura porque nadie puede sentirse gozoso cuando de frente se encuentra todos los días a la muerte, a la pobreza, a la ignorancia, al desempleo y al hambre.

Lo he dicho siempre: Andrés Manuel López Obrador debe ver más allá de lo que su imaginación quiere ver; de lo que le cuentan los subordinados que, por quedar bien con él, le mienten todos los días diciéndole que ha hecho de México el país soñado y anhelado por todos los que, de una u otra forma, caímos en un hartazgo ante el abuso de las anteriores administraciones. ¡le están mintiendo!

México está deprimido como lo estamos muchos, millones que no entendemos la razón por la que se niega a aceptar que la transformación que nos prometió no es la que nos hace feliz. Es más, no creo que ni usted presidente este contento al ver como del líder que aclamaban en las plazas públicas siendo oposición al Gobierno federal en turno, ahora sea blanco de protestas, de quejas, de acusaciones y de comparaciones que siempre ha odiado.

Vivir en esa burbuja no le hace bien presidente López Obrador, hay que enfrentar la realidad con coraje, con arrojo, con valores y convicciones firmes basadas en lo que está fuera de su burbuja de cristal que en cualquier momento puede quebrarse y dejarlo desnudo en alma y expuesto al resentimiento de los mexicanos que están siendo afectados por sus decisiones.

Y no me refiero a los conservadores, a los neoliberales, a los que no lo querían como presidente de México, hablo de los que le entregaron su confianza, su fe, su esperanza de poder alcanzar con usted como presidente de un país tan sufrido como México un mejor mañana para sus familias.

Se que no le agradan los columnistas, ni quienes se atreven a cuestionar sus decisiones, por ello es por lo que la mayoría de sus subalternos callan ante el temor que les provoca, sin embargo, muchos de los que lo rodean tampoco son felices con sus tareas porque bajo sus ordenes han dejado en el desempleo no a los fifís, sino a miles de trabajadores que votaron por usted.

No, no estamos felices. A las mujeres las violan y matan todos los días; a los periodistas los asesinan impunemente sin que nadie exprese que habrá justicia para ellos; a los padres y madres de familia con hijos enfermos de cáncer lloran su desventura y promueven coperachas para las quimioterapias de sus niños; a los ancianos lo tienen en el olvido.

•Egresada de la EPCSG. Exdiputada constituyente.
Defensora de los derechos de los animales y
fundadora de "Ángeles Abandonados

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Chucky y Álvarez, los embajadoresColumnas
2019-09-17 - 02:03
La azarosa identidad mexicanaColumnas
2019-09-17 - 02:01
Shakespeare en tierra de vikingosColumnas
2019-09-17 - 01:56
La pista es: México-Conexión AsiaColumnas
2019-09-17 - 01:51
El día del cinismoColumnas
2019-09-17 - 01:49
ImpeachmentColumnas
2019-09-17 - 01:46

+-