facebook comscore

"Ya quiero verte, te extraño"

Columnas jueves 05 de diciembre de 2019 - 02:43

Dicen que la esperanza muere al último y hace cinco días aún recuerdo la expresión de un niño viendo una fotografía, que al parecer contemplaba con nostalgia, con tristeza y al mismo tiempo con amor y alegría, como aferrándose a no alejarse de aquello que lo hizo extremadamente feliz, como una señal para saber que no todo está perdido, como si existiera una luz que lo guiará a casa... era una imagen del último título de Chivas en un lugar que cumple sueños, el Estadio Akron.

Ese niño dijo en voz alta: "Ya quiero verte, te extraño", palabras que evidentemente salieron desde el fondo de su corazón y estoy seguro que con el nuevo armado del equipo que está implementando el nuevo director deportivo, Ricardo Peláez, el presentimiento de ese pequeño pronto tendrá claridad.

Guadalajara se está armando de manera que da esperanza y revive viejas emociones, por primera vez en mucho tiempo llegan refuerzos que prometen, no por haber sido figuras en otros equipos o ser parte de glorias de patios ajenos, sino por la calidad, juventud y nivel en potencia que Peláez sabe identificar en los futbolistas que pueden explotar su talento y en esta ocasión se les abrió la puerta en Verde Valle.

El nuevo engranaje del Rebaño Sagrado comenzó con Uriel Antuna, joven exjugador de LA Galaxy de la Major League Soccer (MLS) en los Estados Unidos, un elemento que llega para dar verticalidad al equipo y garantía a la hora de contragolpear, pues su velocidad es para destacar en el también seleccionado nacional.

Un defensa lateral que se incorpora es José Madueña, un viejo conocido de Ricardo Peláez, que junto a Uriel Antuna, ya presentaron incluso sus exámenes médicos; claramente y bajo el ojo del director técnico de las Chivas, Luis Fernando Tena, el armado viene desde la base, pues aún se espera llegue otro carrilero, Cristian Chicote Calderón, quien en el último duelo de los cuartos de final que se llevó a cabo en el Estadio Victoria, subió a las tribunas y con lágrimas en los ojos se despidió de su afición.

Uno de los regresos sorpresivos y que mayir rentabilidad se espera le da al conjunto tapatío, es sin duda la llegada de José Juan Gallito Vázquez, que hasta ayer es el único que muestra una sonrisa de oreja a oreja cada que lo captan las cámaras, pues él sabe lo que es ganar un título de liga con los rojiblancos ya que en 2017 lo hizo cuando el técnico Matías Almeyda era el Pastor.

Elementos como Cristian Calderón, Alexis Peña, Jesús Angulo, Víctor Guzmán y Érick Aguirre están apalabrados, pero al ritmo en que van las negociaciones estos nombres se pueden oficializar en cualquier momento, a esto hay que sumarle que la reducción de extranjeros en la liga le favorece a Chivas pues habrá precios más bajos ahora que el Guadalajara quiera un jugador nacional.

Sin duda ese niño con la imagen del último título de Chivas puede esperanzarse nuevamente, pues la era de Ricardo Peláez se está haciendo presente, además esos 50 millones de dólares para refuerzos que dio la directiva están bien invertidos, y si no se nota empecemos por darnos cuenta que en plena Liguilla el Guadalajara acapara los reflectores sin estar dentro, una gran señal... el buen presentimiento no se ha ido.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Así avanzan las precampañas Columnas
2020-01-17 - 00:34
Tiraditos Columnas
2020-01-17 - 00:07
Silencio en el Poder Judicial Columnas
2020-01-17 - 01:18
Línea 13 Columnas
2020-01-17 - 01:12
+ -