Castrismo somete a consulta patito su nueva Constitución

Castrismo somete a consulta patito su nueva Constitución

MARTHA COTORET

El gobierno de Cuba, presidido por Miguel Díaz-Canel, lanzó una consulta popular para legitimar la reforma constitucional que propuso el Parlamento cubano, compuesto por fichas del castrismo. De acuerdo con el régimen “sólo ocho de los 755 artículos del nuevo proyecto de Constitución no recibieron propuestas de modificación por parte de la sociedad cubana”.

Sin embargo es el Grupo Nacional de Análisis y Procesamiento de la Información, que opera desde las oficinas auxiliares del Consejo de Estado que preside Raúl Castro, el encargado de sugerir a la Comisión Redactora, escogidos a dedo por el gobierno, los cambios del proyecto constitucional.

▶ De acuerdo a cifras reveladas por el gobierno cubano 8.9 millones de 11.2 millones de cubanos participaron en las jornadas de consulta, es decir, el 79,.46 por ciento de la población.

Sin embargo, “no se trata de una Constitución del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Todo lo contrario: estamos en presencia de un texto supra legal al cual, si queremos caracterizarlo de una manera parecida, tendríamos que calificar como de los comunistas, por los comunistas y para los comunistas”, explica el periodista y abogado cubano René Gómez Manzano en un texto publicado en Cubanet.

Para Gómez Manzano, el seguirá teniendo ese documento “Lo más importante es el continuismo y la arbitrariedad que entraña —por ejemplo— mantener el carácter dirigente del Partido Comunista, un cuerpo elitista al que pertenece menos del 10% de los electores. O mantener a ultranza la idea del ‘socialismo’, la misma doctrina que ha metido a Cuba en la crisis estructural en la cual se debate nuestro país desde hace decenios”, analiza.

La nueva Carta Magna, que será sometida al plebiscito el próximo 24 de febrero, propone cambios en la estructura del Estado. Cuba tendrá un presidente de la República que tendrá las funciones de jefe de Estado y un primer ministro como jefe del Gobierno. Se separan así estas dos funciones que en la actual constitución están recogidos en uno solo cargo: presidente del Consejo de Estado y de Ministros.

El documento también plantea limitar el período presidencial a 5 años con opción a una reelección inmediata por igual tiempo. La edad mínima para tentar la presidencia será de 35 años y la máxima de 60 cuando postula por primera vez.

Además la actual Carta Magna define al matrimonio como “la unión concertada voluntariamente entre un hombre y una mujer”. Según la diputada Mariela Castro, presidenta del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) “con esta propuesta (…) se sitúa entre los países de vanguardia, en el reconocimiento y la garantía de los derechos humanos. Esto es resultado del proceso revolucionario cubano”.

“En la letra pequeña han puesto que es una consulta popular no vinculante. Tenemos voz, pero no voto y ni siquiera es seguro que recojan nuestras peticiones”, denuncia Liu Santiesteban, activista de derechos humanos, en entrevista con el portal de noticias cubano 14ymedio.



LO ÚLTIMO



+ -