Cenizas de Paz y Tramini van a San Ildefonso

Cenizas de Paz y Tramini van a San Ildefonso

MARTHA ROJAS

En 1998, el escritor y Nobel de Literatura mexicano 1990, Octavio Paz murió, sus cenizas fueron incineradas en el Panteón Español con un proyecto que contemplaba su traslado a la Rotonda de los Hombres Ilustres en el Panteón Dolores.

Un año más tarde, el cambio fue pospuesto porque se creía que aún era "demasiado pronto". Finalmente, ayer, la Secretaría de Cultura federal informó que los restos del autor de Laberinto de la soledad serán depositados en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, junto a las de su última compañera de vida María José Tramini, quien falleció en julio pasado.

La decisión, avalada por el Colegio Nacional, responde al estrecho vínculo que el poeta mantuvo con el recinto que fue sede de la Escuela Nacional Preparatoria y a la que compuso Nocturno San Ildefonso (1976), una exaltación de la nostalgia por los años estudiantiles y una crítica a las ilusiones perdidas de los sueños de justicia juveniles.

Tanto intelectuales como las autoridades culturales coincidieron en que el traslado de las cenizas del escritor al recinto es la manera idónea en que los visitantes pueden ofrecer un homenaje cotidiano al Nobel, puesto que la condición de recinto abierto hace posible el acceso a uno de las figuras literarias más reevantes de México.



LO ÚLTIMO



+ -