Cómo aprovechar la desgracia
Cómo aprovechar la desgracia

lunes 21 de Enero de 2019


Una de las muchas enseñanzas que nos deja la Cuarta Transformación es que no hay desgracia, propia o ajena, de la que no pueda sacarse un beneficio en términos propagandísticos. La enseñanza, como todas las enseñanzas valiosas que se desparraman sobre el Pueblo Bueno, nos la dejó nuestro Supremo Líder, un artista en estos terrenos. ¿Decides cerrar una obra aeroportuaria de miles de millones y la mafia en el poder te lo recrimina? Di que la obra fue puesta en marcha mediante actos de corrupción. ¿Una vez detenida la obra te exigen que se investiguen y por lo tanto lleven a juicio esos actos de corrupción? Di que no hay evidencias de actos de corrupción y deja a entender que la ley es la ley. ¿Te reclaman que no persigues ni ese ni ningún otro acto de corrupción, que promueves la impunidad, que incumples tus promesas, que vas a contrapelo de tu retórica de 12 años de campaña? Lánzate con todo y di que vas a someter a consulta si los presidentes anteriores irán a juicio,pasando por alto cursilerías como que la ley es la ley, o el Estado de Derecho, o la diferencia entre juicio y linchamiento.

Genial, ¿no?

Bueno, me complace decir que los compañeros de ruta han aprendido la lección.

¿Que cómo es posible que no se condene un candidato a dictador con las manos teñidas de sangre como Maduro? Es que mejor mantenemos abiertos los canales de comunicación por el bien del pueblo (bueno) venezolano, una estrategia que como hemos visto ha funcionado de maravilla. ¿Que no hay gasolina en la tercera parte del país? Es que ya era hora de que alguien, como el Supremo Líder, luchara contra ese cáncer que es el huachicol, porque pinches administraciones anteriores. ¿Que entonces por qué no se detiene a los que roban combustible? Ya era hora de que alguien impidiera que el Ejército reprima al pueblo bueno, como hacía en las administraciones anteriores. ¿Que qué hacen tres secretarios de Estado y el Oficial Mayor, que nada que ver con el tema, comprando pipas sin licitación por aquí y por allá, a billetazos, por adjudicación directa? Es que aquí sí atendemos las contingencias, no como las administraciones anteriores.

Pero nadie, nadie ha sabido llevar tan lejos esta estrategia como el camarada Epigmenio Ibarra. ¿Que decenas de personas mueren calcinadas por la explosión de un ducto que estaban ordeñando? No andes tampoco con ñoñerías, pasa por alto lo que sufren los heridos, olvida las imágenes de la gente corriendo en llamas y tuitea que la “tragedia” es parte de “una estrategia de desestabilización” del “viejo régimen”. Una joya, ¿no? Eso es decisión, eso es firmeza. Eso es temple. Todo por nuestro Presidente Eterno. Sin reparos. A propósito, bravo también al camarada por ese otro tuit en el que aplaude a nuestro Líder por visitar Tlalhuelilpan luego de la explosión, con las palabras “Así se manda”. Bien por esa franqueza. En este país ya no se gobierna, y muchos menos se administra. En este país se manda y se celebra que se mande. El cielo es el límite.

▶ Estarán de acuerdo, compañeras, compañeros de ruta, en que pocas cosas retratan tan bien a la Nueva Era como el hecho de que el compañero Ibarra esté a cargo de formar a los jóvenes.

A propósito: ¿ya leyeron la Cartilla Moral?


Etiquetas


Notas Relacionadas


Conquistadores de Europa…Columnas
2019-02-18
MSC19Columnas
2019-02-18

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-