Cuba evoca 60 años de la Revolución en atraso
Cuba evoca 60 años de la Revolución en atraso

miércoles 02 de Enero de 2019


La revolución cubana celebró ayer su 60 aniversario sin Fidel Castro, muerto a finales de 2016, en una isla que por la vía de las reformas busca evitar el naufragio económico. Raúl Castro pronunció en la tarde el discurso principal del acto por el 60 aniversario de la revolución cubana en el cementerio de Santa Ifigenia, Santiago de Cuba.

El secretario del Partido Comunista repasó la historia de las últimas seis décadas, criticó la política de Estados Unidos y abordó la crisis económica que atraviesa la Isla.

Por primera vez desde 1976, Cuba tiene un presidente sin apellido Castro: Miguel Díaz-Canel, de 58 años, que repite “somos continuidad”, y que el jueves tuiteó que “la revolución cubana es invencible, crece, perdura”.

La ceremonia, a la que no asistió ningún mandatario extranjero, se realizó frente al mausoleo con los restos de José Martí y a pocos metros de donde se hallan las cenizas del exgobernante Fidel Castro. El actual gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, también estuvo presente en el acto aunque no hizo uso de la palabra.

Raúl Castro, con voz quebrada, repasó las efemérides y sucesos más importantes de la gesta revolucionaria y aludió al actual momento de confrontación entre Washington y La Habana.

“No nos intimida el lenguaje de amenaza de Estados Unidos”, y agregó que “los cubanos estamos preparados para resistir un escenario de confrontación que no deseamos”, dijo.

El dirigente de 87 años llamó a los cubanos a prepararse “meticulosamente para todos los escenarios, incluyendo los peores” y “no dejar espacio al desconcierto e improvisación”. Lanzó duras críticas a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien horas antes aseguró que “la dictadura en Cuba es probablemente el ejemplo más perfecto de la mitología, de la miseria y de las violaciones de los derechos humanos”.

En relación a la crisis económica que atraviesa la Isla, estancada en un pobre crecimiento de 1,1% del PIB y con una agudización del desabastecimiento, Castro llamó a “reducir todo gasto no imprescindible”, a “diversificar las exportaciones” y profundizar la política de inversiones extranjeras.

Etiquetas


Notas Relacionadas



+ -