Del berrinche tricolor, a la crucifixión

Del berrinche tricolor, a la crucifixión

Bien dicen que los mexicanos somos de memoria corta, o al menos en el deporte así se manifiesta, un ejemplo de esto es el querer ver casi crucificado a uno de los grandes delanteros que ha dado nuestro país, así es, hablo del máximo goleador en la historia de la Selección Mexicana con 50 anotaciones, esto por encima de Jared Borgetti, con 46, Cuauhtémoc Blanco con 39 o Carlos Hermosillo con 35, hablo de Javier Chicharito Hernández.

El hijo de Javier Hernández Gutiérrez, el Chícharo, y nieto del legendario Don Tomás Balcázar, se ha posicionado como uno de los pocos artilleros nacionales que han jugado en grandes clubes del futbol internacional, desde el Guadalajara al Manchester United y el Real Madrid, equipos en donde no quedó pequeño.

Actualmente es criticado (como de costumbre) por sus recientes declaraciones en una entrevista donde menciona que ha pasado por su cabeza en dejar de jugar para la Selección Nacional, algo que a mi parecer genera polémica por lo que aún puede aportar al cuadro tricolor.

Lo que llama la atención, es ver tanto comentario negativo e incluso de festejo por el posible retiro (prematuro) de Javier Hernández del combinado nacional, y es donde me pregunto, ¿En verdad somos tan olvidadizos?

Recuerden que a este jugador que reventamos tanto, continua su carrera en Europa, compite en Inglaterra, y aunque su estilo no es cuadrado como el de otros delanteros estereotipo, tiene lo elemental para su posición, centro delantero. Sí, la mete con la cara (literal), con derecha, izquierda, de inglesa, paloma, larga distancia, nuca, codo y hasta de punterazo, o qué, no me digan que también olvidaron el tipo de goles que metía Enrique Borja, si no me creen, busquen en google o vean el Chavo del 8.

Es curioso que la mentalidad ganadora de jugadores o deportistas nacionales sea criticada, ejemplo más claro, Hugo Sánchez y si nos vamos a otro deporte, no hay que ir tan lejos, tan solo les dejo el caso de Alexa Moreno, sí la joven gimnasta que no hizo caso al bullying y ha hecho historia para México.

¿Se imaginan estar en los zapatos de un futbolista como Chicharito? Seguro es difícil llevar en los hombros tal responsabilidad proyectada en la destreza con un balón, tan solo pensemos ¿Cuántas dominadas hacemos? ah, pero es mas fácil lanzar la piedra, y a veces creemos que porque gana o ganan mucho dinero, (que les ha costado) no tienen derecho a ser humanos.

Por otro lado, están las formas, que al final, y como dice la frase: Tus actos son los que te definen, posicionan a Hernández como inmaduro en el sentido de tomar decisiones, pero, en lo particular, lo ligo con el tema generacional; hoy los futbolistas de alguna manera se consienten y hasta hacen berrinche, esto en el tema de negarse a jugar con la Selección, algo que antes no se veía, justo en la época cuando vestir el verde, blanco y rojo era lo máximo para un jugador nacional.



LO ÚLTIMO



+ -