Demócratas recuperan poder para indagar lazos con Rusia

Demócratas recuperan poder para indagar lazos con Rusia

MARTHA COTORET

Estados Unidos castigó las políticas xenófobas, antiambientalistas y proteccionistas de Donald Trump. En una jornada de votos cerrados, los estadounidenses entregaron el control de la Cámara baja a los demócratas después de ocho años siendo minoría, en una clara señal de descontento con la actual Administración y en un intento por frenar los impulsos del outsider.

▶ De acuerdo con los resultados preliminares, difundidos CNN, los demócratas conquistaron 205 de los 435 lugares que de la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos se quedaron con 185 curules.

Sin embargo, proyecciones de CNN, Fox News, The Washigton Post y The New York Times, dieron a los demócratas como ganadores de entre 220 y 230 lugares, por encima de los 218 necesarios para controlar el órgano legislativo. El dominio del partido opositor en la Cámara baja permitirá a los liberales llevar adelante una investigación mucho más minuciosa sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y la supuesta colusión del mandatario republicano con el Kremlin para convertirse en el ganador, ya que podrán controlar la agenda de la Comisión de Inteligencia y Justicia que lleva adelante la pesquisa.

“Si los demócratas llegan a controlar la Cámara baja le va a ser muy difícil al presidente llevar adelante el resto de su agenda legislativa. Los demócratas podrían darle un gran impulso a la investigación del fiscal especial Robert Mueller −a cargo de la trama rusa−, podrían conminar al presidente a entregar el registro de sus impuestos. Hay que tener en cuenta que si controlan la Cámara Baja, también controlarán la presidencia de todas las comisiones legislativas ahí”, afirmó Eduardo Gamarra, doctor en Ciencias Políticas y profesor de la Universidad Internacional de Florida, en entrevista con El Comercio.

El liderazgo de la Cámara baja permite a los demócratas designar los presidentes de las comisiones de la Cámara de Representantes, entre ellas la de Inteligencia, e impulsar la agenda legislativa que marque dicho partido.

A pesar de que el FBI y los agentes de inteligencia han confirmado la interferencia de bots rusos en los comicios de Estados Unidos, el fiscal especial Robert Mueller aún no ha podido comprobar la participación directa del magnate en un plan para perjudicar a la excandidata Hillary Clinton y convertirse en el jefe de Estado estadounidense.

Hasta el momento, los conservadores mantenían bloqueada la investigación del Rusiagate. Los republicanos de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes aseguraron en marzo pasado que no hallaron una colusión entre la campaña del presidente Donald Trump y los esfuerzos de Moscú por influir en la votación.

El presidente de Estados Unidos, que ayer se mantuvo en un mutis inusual, advirtió en agosto pasado que si fuera destituido “los mercados (financieros) se hundirían. Creo que todo el mundo sería más pobre”, en una entrevista en la cadena estadounidense Fox. Sólo se limitó a tuitear: “Tremendo éxito esta noche. ¡ Gracias a todos!”.

REPUBLICANOS MANTIENEN CONTROL DEL SENADO.

Los demócratas no lograron conquistar los 51 escaños que necesitaban para tener el control de la Cámara Alta. Sin embargo, con la Cámara Baja en contra, el magnate tendrá que negociar para aprobar sus políticas.

De acuerdo a los resultados preliminares difundidos por las principales televisoras estadounidenses, el partido de gobierno se quedó con al menos 51 de los 100 lugares que conforman el Senado estadounidense.

El senador independiente Bernie Sanders y el demócrata Tim Kaine revalidaron ayer sus escaños en la Cámara Alta por los estados de Vermont y Virginia, respectivamente, según las proyecciones de varios medios locales.

Por otro lado, medios confirmaron que Jennifer Wexton, candidata demócrata al Senado pore Virginia, se impuso a su rival republicana, Barbara Comstock.

¿QUÉ REPRESENTA ESTE RESULTADO?

·La oposición dará marcha atrás a los proyectos de Donald Trump.

·Es posible que los liberales frenen la salida del Acuerdo de París contra el cambio climático.

·La reelección de Trump queda en duda, sin contar que el gobierno queda “paralizado” ante la imposibilidad de tomar decisiones de manera unilateral.

·Con los demócratas en la Cámara de Representantes, el nuevo congreso pueden solicitar al presidente y a su equipo que declaren bajo juramento sobre el escándalo de corrupción y fraude en las elecciones que colocaron a Trump como presidente.

·Se abre la puerta a un proceso de destitución contra Donald Trump.

·Los planes de construcción del muro se verán congelados pues se tiene previsto que desde el poder Legislativo, la mayoría demócrata congele todos los recursos para su edificación.



LO ÚLTIMO



+ -