facebook comscore
Desmitifican los efectos de la primavera árabe

Desmitifican los efectos de la primavera árabe

Entornos lunes 29 de octubre de 2018 - 15:53

MARTHA ROJAS

El 25 de enero de 2011 el efecto dominó de la Primavera Árabe tunecina alcanzó Egipto. Las protestas que se extendieron por 18 días cobraron la vida de al menos 900 personas y el número de heridos se situó en seis mil.

Omar Robert Hamilton estudiaba cine en Washington, y como una reacción inmediata al furor que se desató, el joven tomó el primer vuelo que encontró a El Cairo. Cuatro días después se encontraba en las calles de una ciudad a la que le unen, entre otras cosas, el hilo de la sangre.

La ciudad siempre gana (Sexto Piso, 2018), novela debut de Hamilton, nos sitúa en la primera línea de batalla, ahí donde la revolución acabó con la sumisión y la palabra libertad tomó sentido. Mariam y Khalil son la voz de miles de jóvenes árabes que creyeron en el cambio y que dieron su vida por un movimiento que aún hoy, siete años después, sus resultados se muestran difíciles de evaluar.

La novela, elogiada por autores como J. M. Coetzee y Naomi Klein, narra, a manera de crónica, los angustiantes días posteriores al estallido de la revuelta. Los crímenes impunes contra cientos de jóvenes que sacudieron la plaza Tahrir al sonido de pan, justicia y libertad social, con palos, piedras y Twitter en la mano, son plasmados desde la conmiseración y la frustración.

“Hace una hora que dejó de contar los muertos. Estos pasillos están tan atestados de cuerpos y de rabia y de aflicción que algo, seguramente, va a explotar”, clama Mariam, la protagonista, al inicio de la novela.

Es el 9 de octubre de 2011. Mariam, una enfermera, y su novio, Khalil, un entusiasta activista expatriado en Inglaterra, se unen a los de su generación con su amor y la esperanza de una transformación que no termina de llegar.

Detrás de la pareja aparece un paisaje caótico y eufórico, plagado de muerte, gritos de libertad y madres sin hijos; padres que no tienen a quién llorar. Un joven mártir y una compleja red de ciudadanos online, que de un momento a otro hicieron de las plataformas digitales su mejor arma, conducen la trama de un libro alocado y sensible ante el dolor del otro.

En La ciudad siempre gana, Hamilton demuestra su habilidad para narrar. Con meticulosa credibilidad retrata página tras página la esperanza y la decepción que siguieron a la gran Primavera Árabe. Un joven mártir y una compleja red de ciudadanos online, que de un momento a otro hicieron de las plataformas digitales su mejor arma, conducen la trama de un libro alocado y sensible ante el dolor del otro.

En La ciudad siempre gana, Hamilton demuestra su habilidad para narrar. Con meticulosa credibilidad retrata página tras página la esperanza y la decepción que siguieron a la gran Primavera Árabe.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
TRES ARIELES PARA UNIVERSITARIOS Entornos
2020-09-29 - 14:17
+ -