Diputado que mató y huyó critica la “crisis de valores”

Diputado que mató y huyó critica la “crisis de valores”

Es una de las perlas negras de la Cuarta Transformación: en “la máxima tribuna del país”, habló de la crisis de valores que se vive en México, el diputado de Morena que, mientras manejaba su camioneta de un millón 325 mil pesos, mató a una persona y huyó del lugar del accidente.

Al presentar una iniciativa en la Cámara de Diputados, Cipriano Charrez habló de la corrupción que corroe al país en todas sus variantes. Sí, sí: el mismo que, después de permanecer varios días oculto tras el mortal accidente, reapareció arreglado con los deudos, gracias a un “perdón”.

Charrez anda en libertad y puede hasta presentar iniciativas de ley, gracias al fuero constitucional con el que Morena en la Cámara de Diputados prometió acabar para que los legisladores y servidores públicos no puedan evadir la justicia.

Charrez está señalado por homicidio y daño en propiedad ajena en la Procuraduría de Hidalgo, la cual cuenta con pruebas de que el diputado iba conduciendo su camioneta, y los testigos lo apuntan como responsable.

Sin embargo, quien debe hacer funcionar el juicio de desafuero en su contra es otra diputada de Morena, Martha Patricia Ramírez, quien es presidenta de la Comisión Instructora y que no ha citado ni a una reunión para tratar el tema.

Aunque Martha Patricia Ramírez mantiene en el inmovilismo el juicio, no solamente para solapar a su compañero de partido; es también porque carece de toda idea sobre la mecánica legislativa, por ser una absoluta improvisada: llegó a la diputación por la tómbola de Morena.

Así que Charrez, mientras conducía en estado de ebriedad, mató de manera imprudencial a un joven, al parecer pagó dinero a los deudos del muerto para no ser acusado por éstos, pero vive en total impunidad porque su partido tiene la mayoría de la Cámara de Diputados.

Y, el caso Charrez, se trataba de una ocasión ideal para que se cumpliera la promesa de Mario Delgado, jefe de la bancada de Morena en San Lázaro, para poner fin al fuero como tapadera de legisladores y de funcionarios:

“Siempre, todos los partidos dicen que sí, pero no dicen cuándo; entonces por eso queremos empezar por ahí, por quitar fueros y privilegios, lo vamos a cumplir, a eso llegamos aquí”.

En tanto, ayer Charrez dio clases de moralidad en la tribuna: criticó duramente que en el país existan prácticas tramposas para favorecer a particulares y a intereses creados en favor de la iniciativa privada y la corrupción en todas sus variantes.

Todo un símbolo del descaro: porque Charrez representa la impunidad de un militante del partido que ganó las elecciones con la bandera de lucha…

Contra la impunidad.

PUBLICIDAD



LO ÚLTIMO



+ -