Ellas no lo imaginaron, lo hicieron

Ellas no lo imaginaron, lo hicieron

Digno de aplaudir, celebrar y sentirse orgullosos... Se trata de la Selección Mexicana Sub-17 Femenil, que logró lo que muchos conjuntos representativos de nuestro país desearían, así es, llegar a una final de Copa del Mundo.

Esta generación lo logró, pero aún falta o más importante, derrotar a su similar de España el próximo primero de diciembre y levantar ante el mundo y México, la madre de todas las copas del futbol en el planeta.

Dirigidas por Mónica Vergara, quien también fue jugadora de la Selección Femenil, ha inyectado en cada una de estas talentosas jovencitas, el chip de competir con ambición, algo que, al menos en la cuestión mental, ha funcionado. Ha esto, hay que sumarle el ímpetu, el trabajo y el buen rendimiento físico que han demostrado a lo largo de esta Copa del Mundo.

La selección mexicana de futbol femenil Sub-17 logró su boleto a la Copa del Mundo de la categoría Uruguay 2018, luego de vencer 2-1 a su similar de Canadá, en semifinales del premundial de la Concacaf.

Apenas en octubre pasado en la rama femenil, la Selección Mayor era eliminada de la Copa del Mundo de Francia 2019 y peor aún, en el plano futbolero ante el representativo de los Estados Unidos, un partido que sorprendió a propios y extraños, tal vez no por la derrota, por que esto se ha dado incluso con el cuadro varonil mayor en Mundial, sino por la manera en que las echaron, con una goleada.

Este resultado sana de alguna manera la forma de percibir el balompié femenil y juvenil de nuestro país, ya que, sin tener la mayoría de edad, muestran disciplina y carácter para encarar los retos que se les pongan enfrente, en este caso avanzar a la gran final del Mundial.

Es de señalar, que este plantel no tuvo un foco de preparación, al grado de que la afición, esperara es- te logro, y sí, es un gran paso para el futbol femenil, aunque, la manera de trabajar a las juveniles corre el riesgo de que suceda como con los planteles varoniles, es decir, que se pierdan en su camino al máximo circuito, esto porque ya existe una liga consolidada de la categoría femenil y muchas de estas jovencitas podrán desarrollar su futbol en alguno de los equipos que la conformen.

Lamentablemente para nuestro balompié, el obtener un campeonato del mundo no revoluciona ni cambia al futbol mexicano, claro ejemplo, de esto, es aquel título de la sub 17 varonil, cuando Jesús Ramírez, hizo historia con una camada de jugadores considerados la generación dorada tiempo después, pero lo que si es digno de reconocer, es que el prestigio del futbol femenil en el mundo y en el tema juvenil, dará motivación y claridad para las siguientes generaciones, obtengan o no el título del mundo el próximo domingo ante la selección española.


Etiquetas




LO ÚLTIMO



+ -