Jorge Medina Viedas

Jorge Medina Viedas

La semana pasada murió el doctor Jorge Medina Viedas, periodista, analista político y servidor público sobresaliente. Para quienes tuvimos la fortuna de conocerlo, sabemos que a la bonhomía del norteño (fue un orgulloso sinaloense), sumaba la cultura y el conocimiento de un militante de la antigua izquierda estudiantil.

El doctor Medina Viedas obtuvo su doctorado en España y escribió exhaustivamente sobre su pasión: la educación. En su desempeño como rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, director general de comunicación social de la SEP, director general de Televisión Educativa y otros, se distinguió por el compromiso permanente de analizar y proponer mejoras a la política educativa en todos sus niveles, desde básica hasta el nivel superior. En esa misma tesitura, Medina Viedas fue el editor del suplemento Campus en el diario Milenio.

Campus ha hecho, y espero que siga haciendo, importantes contribuciones periodísticas al monitoreo de la educación y las políticas educativas de México. Son temas decisivos para el desarrollo del país, pero que no suelen ocupar los titulares, primeras planas y editoriales de nuestros analistas. Campus presentaba entrevistas con rectores, secretarios de educación (federales y estatales), revisiones de presupuestos universitarios y de escuelas en provincia, estudios de especialistas, etcétera. Además, Medina Viedas escribió mucho y bueno sobre política mexicana en La Jornada, Unomásuno, Excélsior y el mismo Milenio.

Como ocurre frecuentemente, teníamos pendiente una comida, pero la prolongadísima enfermedad que lo aquejaba impidió nuestro encuentro en múltiples fechas. Medina Viedas no tuvo sino generosidad y atenciones conmigo. Se interesó en mi tesis sobre Jesús Reyes Heroles y me publicó algunos artículos en Campus, entre ellos un homenaje a Rafael Segovia (qepd), profesor emérito de El Colegio de México.

Medina Viedas era bueno para comer y beber. Fue, como se decía antes, un bon vivant, y una compañía muy grata para reflexionar sobre política, literatura, historia e insisto, educación. El doctor tenía también un repertorio de anécdotas fascinantes en torno a personajes como Luis Donaldo Colosio, Willy Brandt y Felipe González.

Este año me ha tocado despedir a un grupo de figuras interesantes, importantes en mi formación, a quienes respetaba intelectual y políticamente: Rafael Segovia, Juan Gabriel Valencia y ahora Jorge Medina Viedas. Nunca fui muy cercano a él o su familia, pero en las ocasiones que lo traté (me invitó a comer algunas veces) se portó como un perfecto caballero. Su ejemplo me permitió entender que se puede ser un servidor público modesto en el mejor sentido del término (desprovisto de arrogancia), civilizado, culto y atento con la ciudadanía. Sursum versus (hacia la cúspide) es el lema de la Universidad Autónoma de Sinaloa, donde Medina Viedas fue rector. Su vida cumple a cabalidad ese dictado y seguirá inspirando a quienes lo conocimos.



LO ÚLTIMO



+ -