La casa embrujada de la Liga MX

La casa embrujada de la Liga MX

Es temporada de espantos y en el futbol mexicano lo saben, particularmente en los equipos que han dejado mucho que desear, por ahí de la mitad de la tabla para abajo, pero en ocasiones, ver con malos resultados a escuadras de menor poder deportivo y económico, no es raro para nadie, pero cuando se trata de uno de los más populares del balompié nacional, llama la atención de propios y extraños, así es, estamos hablando de las Chivas, quienes matemáticamente viven sin aspiraciones a la Liguilla del torneo Apertura 2018 y tal parece que a su alrededor ronda una de esas malarias y es que la llamada La Fortaleza, o sea, el estadio rojiblanco, se ha convertido en una auténtica Casa Embrujada.

El Club Guadalajara se mudó del Estadio Jalisco hace 10 años, y desde entonces, ha mostrado altibajos jugando de local, de hecho, objetivamente, les ha ido mal defendiendo sus colores en el Akron, con una efectividad que cae y cae cada jornada, instalándose en lúgubres sitios, ya que de 143 partidos que se han disputado en la actual casa del Rebaño, solo se han ganado 46 de ellos, una cifra que debe encender las alarmas en Verde Valle; por otro lado, en los últimos ocho años que los rojiblancos jugaron en el Jalisco, lograron 77 victorias en 140 duelos, más que en el actual estadio.

Esta especie de maldición, no fue revertida ni por Matías Almeyda, es por esto que ahora, con José Saturnino Cardozo, quien por cierto, ya marcó su primer fracaso como timonel de Chivas al no clasificar al conjunto rojiblanco a estas alturas, a la Fiesta Grande del Futbol Mexicano, se ve complicado que pueda hacer valer su condición de local, pero bueno, el lugar del Guadalajara ya está asegurado en la ofrenda de la Liga MX.

La Fortaleza desapareció para Chivas desde hace tiempo, justamente a partir del último título de Liga, de la tan esperada estrella número 12, pues fue desde entonces que jugar en propia cancha resulta pesado para los tapatíos, tal es así, que solamente ha conseguido dos triunfos en los últimos tres torneos. Extremo, ¿No creen?

Hoy, estas Chivas viven más del recuerdo de lo que fue y no de lo que es, y ahora con otro torneo perdido y los trámites que le quedan por disputar en el actual certamen, como por ejemplo los que se aproximan en la Jornada 15 ante Puebla, después León y el cierre de la Liga ante Tigres, es señal de poner veladoras, por aquello de que logren sumar nueve puntos y que solo un milagro los meta a la Liguilla, aunque, se debería pensar en todo caso, en los próximos refuerzos para encarar el siguiente torneo, a ver si así, dejan de disputar cada partido en una casa embrujada, haciendo valer la llamada Fortaleza rojiblanca por primera vez.

Etiquetas


PUBLICIDAD



LO ÚLTIMO



+ -