La Vía Verde Vertical

La Vía Verde Vertical
El periódico británico The Guardian publicó esta semana una nota sobre el programa Vía Verde en la Ciudad de México. Vía Verde empezó como proyecto en 2016, promovido por el arquitecto Fernando Ortiz Monasterio y el actor mexicano Luis Gerardo Méndez. En su momento, gozó del respaldo activo del entonces Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien lo tomó como una atractiva propuesta ciudadana.

La Vía Verde consiste en la instalación de plantas en las estructuras verticales de concreto que sostienen las vías de tránsito automovilístico en la capital del país. Si usted vive en la Ciudad de México, seguramente las ha visto. En principio, The Guardian reconoce que Vía Verde es una aportación visual y estética significativa en el embellecimiento de las pistas de circulación automovilísticas citadinas. Además, el mantenimiento y riego de estas plantas no es muy costoso. No obstante, el diario publica también la opinión de quienes consideran que el programa, más allá del embellecimiento de la ciudad, no contribuye a una política ambiental seria y adecuadamente estructurada.

Según el reportaje, la instalación de una estructura de concreto con esas plantas, aunque ha sido del gusto de los citadinos, cuesta lo mismo que la colocación de 300 árboles. Pareciera lógico suponer que es preferible poner los árboles.

El problema es que la instalación de esos árboles obstaculizaría la circulación vehicular de los automóviles y nadie quiere molestar políticamente a los millones de conductores de coche particular. La pregunta es obvia, pero la respuesta no. ¿Debe favorecerse la calidad del aire que respiramos, mejorada por la instalación de árboles o facilitar la circulación automovilística? Es evidente que numerosos problemas ambientales de la capital obedecen al exceso de coches en la calle.

No obstante, la reducción de éstos y la disminución del uso cotidiano no son metas tan fáciles de lograr. Habría que empezar por la reducción del número de estacionamientos públicos, entre otras medidas, para reducir los estímulos al uso de coche particular. Por ahora, hasta donde logra documentar el diario, el financiamiento de la Vía Verde ha corrido por cuenta de la iniciativa privada. En contraprestación, pueden colocar publicidad en algunas de las estructuras de concreto que rodean a las que tienen plantas. No he logrado encontrar información respecto a si la doctora Claudia Sheinbaum piensa continuar este programa o cancelarlo.

La contaminación y el calentamiento global serán prioridades en el largo plazo para el próximo gobierno de la ciudad, pero en el corto, ¿cómo lograr la disminución del uso de automóviles y hacer atractivas otras opciones de transporte? No se trata solamente de cuestiones estéticas, sino de la salud y calidad del aire que respiramos los habitantes de la Ciudad de México.

Etiquetas


PUBLICIDAD



LO ÚLTIMO



+ -