Llegó la democracia

Llegó la democracia

¡Llegó la Cuarta Transformación! ¡Llegó la democracia! ¿Cómo es? De momento, tenemos que limitarnos, queridas lectoras, queridos lectores, a lo visto y lo dicho durante la toma de posesión del Señor Presidente. Esto apenas empieza. La democracia da discursos largos en cadena nacional y sin conductores molestos. Claro que sí. Andrés Manuel es la encarnación del pueblo —“Ya no me pertenezco”, dijo como antes dijo el compañero Hugo Chávez: la democracia se oye como Chávez, que también daba discursos largos—, y el pueblo tiene mucho que decir. Ha estado en silencio por muchos años. El pueblo tiene una sola voz.

▶ La democracia suena a Silvio Rodríguez. ¿Qué el compañero fungió de comisario político, que apoyó sin pudores a un dictador, que vive una vida de privilegios en un país depauperado y cruel? No importa: es antineoliberal. Eso es un cheque en blanco: el neoliberalismo tiene la culpa de todo.

La democracia rechaza los transgénicos, que contaminan los campos, y construye refinerías, que contaminan democráticamente.