laopcionnota
“Me torturaron dos días; llegó un momento en que no sentía nada”

“Me torturaron dos días; llegó un momento en que no sentía nada”

Global jueves 10 de enero de 2019 - 04:27


POR MARTHA COTORET

Juan Antonio Gómez trabajaba como taxista. Fue arrestado el 14 de enero de 2018 por 30 agentes de la policía de inteligencia. Lo recluyeron en Ramo Verde, la misma cárcel en la que estuvo el líder opositor Leopoldo López. ¿La razón? Ayudar a Óscar Pérez, un policía insubordinado que arrojó desde un helicóptero una supuesta granada a la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, luego de instar al pueblo venezolano a rebelarse contra el gobierno.

Allí comenzó su pesadilla. Los agentes a servicio del régimen subieron a Gómez a un vehículo no oficial, donde lo golpearon y lo amenazaron con matarlo. Las golpizas continuaron en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Su testimonio es uno de los 32 casos que recoge el más reciente informe de Human Rights Watch (HRW), divulgado ayer, sobre torturas del régimen a civiles y militares.

De acuerdo con el testimonio de Gómez, los agentes chavistas le vendaron los ojos y le dieron patadas en las costillas y en la espalda. Luego, le hicieron cortes en las plantas de los pies con hojillas. Y, mientras un agente lo golpeaba, otro colocaba una bolsa sobre el rostro e intentó asfixiarlo. También le introdujeron un trapo en la boca y le aplicaron descargas eléctricas. Lo torturaron durante dos días. “Llegó un momento donde ya no sentía nada”, escribió el hombre de 46 años.

El teniente Luis Alejandro Mogollón Velázquez también fue víctima de la represión del chavismo: en marzo de 2017, funcionarios de la DGCIM lo detuvieron cuando estaba trabajando en la base de Fuerte Tiuna, en Caracas. Buscaban a una persona con el apellido “Mogollón Medina” y, aunque el teniente advirtió a los agentes que su apellido no coincidía con el de la persona que estaban buscando, lo mantuvieron esposado a una silla nueve días, lo golpearon brutalmente en la cabeza y en el cuerpo y lo colgaron del techo sujetándolo de las manos y los pies. Fue presentado ante un tribunal militar el 14 de abril de 2017, y acusado de traición a la patria, rebelión militar e instigación a la rebelión.

“El gobierno venezolano ha arremetido brutalmente contra militares acusados de conspiración”, dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. Los agentes de inteligencia “no solo están deteniendo y torturando a militares, sino que en alde aislamiento prolongado y de prohibición de atención médica. De acuerdo con la ONG venezolana Foro Penal, que brinda asistencia legal a los privados de libertad por asuntos políticos, al menos 21 detenidos presentan padecimientos de salud, en algunos casos se les ha negado atención médica, “o en otros casos, los tribunales que llevan sus causas se abstienen de emitir las órdenes para los exámenes médicos o simplemente niegan dichas órdenes, por lo que los padecimientos empeoran progresivamente”.

Ambas organizaciones señalaron que las denuncias coinciden con el desempeño mostrado por las autoridades al reprimir protestas callejeras en 2014 y 2017.

Desde 2014, Human Rights Watch ha documentado más de 380 casos de tratos crueles, inhumanos o degradantes contra opositores al gobierno, incluyendo al menos 31 casos de tortura en Venezuela.

Más de 12 mil 800 personas han sido arrestadas desde 2014 en relación a protestas antigubernamentales, incluyendo al menos 800 civiles enjuiciados por tribunales militares desde 2017, según el Foro Penal.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-