Muere el último Premio Cervantes de la Literatura Mexicana

Muere el último Premio Cervantes de la Literatura Mexicana

MARTHA ROJAS

A los 83 años de edad, uno de los escritores más importantes de la literatura mexicana dejo un hueco insustituible. Fernando del Paso, autor de obras célebres como José Trigo y Palinuro de México en la escaleras, falleció ayer, en un hospital de Guadalajara, luego de haber sido internado por complicaciones en su salud.

Poseedor de una belleza y crítica literaria inigualables, el último Premio Cervantes de México (2015) se lleva el mérito de haber transformado el paradigma de la novela histórica; prueba de ello es Noticias del imperio, en donde dibuja una cartografía narrativa en que la emperatriz Carlota rinde testimonio de la amarga historia del efímero segundo imperio mexicano encabezado por Maximiliano.

La pérdida de uno de los autores más relevantes del panorama, heredero de escritores de la talla de Juan Rulfo o Juan José Arreola, de quien fue alumno en la década de los 60, se dejó sentir en la comunidad intelectual que expresó sus condolencias.

Paulina del Paso, hija del autor (Ciudad de México, 1935), destacó el legado cultural y artístico que dejó su padre. “Es un día muy triste para nosotros, pero por otro lado quisiera celebrar su vida, el gran legado que nos dejó con sus libros, sus grandes novelas, su obra pictórica, que es menos conocida pero que es grande”, dijo a medios de comunicación a las puertas de la casa de su padre.

Aseguró que a Del Paso le gustaba acercarse a sus lectores y que su literatura se mantendrá vigente entre los jóvenes.

“Deja un legado muy valioso y que espero sirva como una influencia positiva para la gente joven, que se inspire para escribir o para vivir la vida con muchas ganas”, indicó. Su rostro entristecido dibujó una sonrisa al recordar “el gusto por la vida, la alegría y el sentido del humor” que caracterizaba a su padre y que se mostraba en los coloridos trajes que portaba con orgullo en cada evento público al que asistía.

Será esa ropa colorida la que lo acompañe hasta su útima morada, según mostró su hijo Alejandro, quien abandonó la casa del escritor con un traje azul y una camisa color guinda que perteneció a su padre. Los restos del escritor serán cremados y sus cenizas reposarán en la casa familiar ubicada en el sur de Guadalajara, en donde vivió por 24 años luego de su regreso de Europa.

Alejandro Del Paso adelantó que el autor tendrá un homenaje de cuerpo presente en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara, donde fungía como director de la Biblioteca Iberoamericana desde 1992.

El viernes habrá un homenaje con sus cenizas en el Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México.

Estaba previsto que Del Paso formara parte de la 32 edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, donde habría presentado la reedición de La muerte se va a Granada.

La secretaria de Cultura de México, María Cristina García, expresó en redes sociales su pésame por el fallecimiento. “Lo que nunca jamás pudimos medir fue nuestro amor porque era infinito”, esta frase de Fernando del Paso define su propia literatura: un universo de palabras que le mereció premios y reconocimientos, y sobre todo, miles de lectores en diversos idiomas", recalcó.

El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, recordó el apoyo que el escritor le expresó desde que era jefe de Gobierno de la Ciudad de México y posteriormente en sus tres campañas presidenciales.



LO ÚLTIMO



+ -