laopcionnota
Nos están hackeando

Nos están hackeando

Columnas lunes 14 de enero de 2019 - 01:54


Pinches neoporfiristas, fifís, neoliberales. Pinche mafia en el poder.

No hay límite para su iniquidad, para su cinismo. Tanto joder durante la campaña con que los hackers rusos estaban apoyando a la 4T, y resulta que el hackeo los está sufriendo la 4T. ¿Lo han notado? Es evidente que alguien se ha encargado de intervenir en las cuentas de Twitter de nuestros líderes, porque ¿cómo explicar si no tantas contradicciones, tantas mentiras en personas de comprobada honestidad?

▶ Porque está Epigmenio Ibarra a cargo de formar a nuestra juventud, y un hacker falsificó un tuit anterior en el que dice que él a nuestro Líder lo apoya por México, no para agarrar un cargo público: que jamás haría eso, le hizo decir el hacker.

Porque Pepe Merino, que está a cargo de digitalizar la patria chica chilanga, dijo que usar el término “maromas” para descalificar a un adversario en el debate es inadmisible, y alguien le falsificó unos tuits pasados en los que acusa al prianismo de… maromear.

Porque a la compañera Irma Eréndira Sandoval la hicieron decir que no, no propugnaba un control de sueldos en la iniciativa privada, cuando había dicho lo contrario en un video. Fue terrible: ni el entusiasmo de John Two PHd's Ackerman, su marido, la salvó de la quemazón.

Porque alguien le hizo decir a Urzúa que le fue de maravilla en su viaje a NY para reunirse con inversionistas y analistas bancarios, cuando le fue fatal porque esos neoliberales ignorantes, que llevan a sus países a la miseria, no aprecian la brillantez de las propuestas de desarrollo de nuestro Presidente Eterno.

Pero cuando de plano se desataron los hackers fue con la crisis de las gasolinas, que no es una crisis sino una oportunidad para que andemos en bici y hagamos pierna —ningún ejercicio mejor que cargar 200 kilos de fruta para tu negocio en una Ecobici, de la Central de Abastos a Satélite—.

Porque a Claudia Scheinbaum la hicieron decir que el desabasto chilango que no es desabasto iba a “regularizarse” y luego empezaron a multiplicarse las gasolineras sin gasolina.

Porque a Rocío Nahle la hicieron decir que no había desbasto para que luego la hiciera quedar mal el Wall Street Journal.

porque luego, ya en el colmo, en el extremo, se han dedicado a desacreditar a nuestro Presidente. Y ese hackeo fue peor, porque lo que falsificaron fueron sus conferencias matutinas. Porque le hicieron decir que había cerrado los ductos para frenar el robo de combustible, y luego que el desabasto en la Ciudad de México, que antes le habían hecho decir que no existía, era consecuencia del sabotaje contra dos ductos. Y porque le hicieron decir que nadábamos en gasolina, que vamos, no hallábamos qué hacer con ella, para que luego, como a Rocío, lo desautorizara el WSJ.

Los únicos altos mandos que se han salvado de esta masacre hackera son Octavio Romero, director de Pemex, que ha optado por no hablar, con esa prudencia de ingeniero agrónomo, y por supuesto tata Jiménez Espriú, que ha desactivado las amenazas cibernéticas con una estrategia extraordinaria: desarrollar un hacker interior que lo hace decir cualquier cosa, en cualquier contexto, contra cualquier persona, sin pudores, ni atención a los hechos, el sentido común o los modales. Es, digamos, el terrorista suicida verbal de la 4T.

Nos están hackeando. Necesitamos ayuda. Que alguien le hable a los rusos.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¿Y Michoacán apá?Columnas
2019-08-23 - 03:26
IngresosColumnas
2019-08-23 - 03:18
Línea 13Columnas
2019-08-23 - 03:16
Mujeres LibresColumnas
2019-08-23 - 03:13
Pobreza, hambre y miedoColumnas
2019-08-23 - 03:10

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-