Nuevas goteras atracan a militar en alcaldía MH

Nuevas goteras atracan a militar en alcaldía MH

POR CARLOS JIMÉNEZ

Despertó con dolor de cabeza. Dentro de su auto, pero sin sus llaves, ni su reloj, ni su cartera. Tampoco estaba su arma de cargo. Las mujeres que lo invitaron a “seguir la fiesta” ya habían desaparecido... así terminó asaltado y abandonado en calles de la alcaldía Miguel Hidalgo un teniente de la Policía Militar.

El expediente sobre lo que le sucedió a este mando del Ejército mexicano quedó bajo el número CI/FMH/MH1/ UI-1S/D3598/12-2018. Y en él se detalla que fue hace unos días cuando acudió al bar Los Tarros, ubicado en Naucalpan, en el Estado de México.

De acuerdo con el informe de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), el teniente Elías Alejandro estuvo dentro del bar durante un par de horas hasta que dos mujeres se le acercaron y comenzaron a beber con él.

Eran dos jóvenes que no pasaban de los 30 años de edad. Una de ellas delgada, decía llamarse Lilí. La otra robusta, que aseguraba ser Mitizi.

Alrededor de la una de la mañana, Lilí comenzó a abrazarlo. Entonces le propuso “seguir la fiesta” en un hotel de Miguel Hidalgo. El mando militar pagó la cuenta y se fueron los tres de ahí.

El plan era dirigirse a un hotel ubicado en la calle Mar Mediterráneo de la colonia Tacuba. Según le dijeron las mujeres, ahí les permitirían estar a los tres sin ninguna molestia.

A decir del teniente, no sabe con exactitud en qué momento lo drogaron. Sin embargo, recuerda que en el camino comenzó a sentirse con sueño. Algo le dieron que provocó que se quedara dormido.

Fue hasta el día siguiente que despertó a media calle, en la citada colonia. Pasaba ya de la 1:00 de la tarde cuando abrió los ojos. Le dolía la cabeza y no recordaba dónde se encontraba.

El teniente estaba dentro de su auto que quedó mal estacionado, pero ya sin todas sus cosas. De acuerdo con lo que denunció, las mujeres se llevaron su pistola tipo escuadra marca Walther matrícula 7578B, la cual tenía supuestamente escondida bajo su asiento.



LO ÚLTIMO



+ -