Nulidad en Puebla

Nulidad en Puebla

Desde que existe como palanca de cambio verdadero en las democracias constitucionales, la decisión judicial es un acertijo insondable. Empero, al día de hoy, existe un consenso parcial que indica que se puede estudiar desde 3 enfoques principales: el legal, el de actitud y el estratégico. En el legal, los jueces sólo quieren resolver interpretando la ley, seleccionando la alternativa de solución con mejores méritos jurídicos; deciden con independencia del entorno.

En el de actitud, sólo quieren hacer buenas políticas públicas a través de sus sentencias y seleccionan la resolución que cuente con mejores méritos como política pública; les preocupa el entorno alrededor de la controversia. En el estratégico, el más sofisticado, calculan deliberadamente los impactos y los desenlaces políticos, económicos y sociales del fallo y tratan de hacer buenas políticas públicas desde (o con) sus resoluciones pero están dispuestos a sacrificar temporalmente sus convicciones para lograr avances aunque sean graduales en las políticas públicas en cuya simpatía militan.

Frente a la tormenta política y mediática que se cierne sobre la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral con motivo de su proyecto de sentencia que propone anular la elección local de Puebla y realizar nuevo proceso electoral local, existe, sin embargo, un cuarto y novedoso enfoque que quizá explique mejor la coyuntura que encara hoy el Tribunal Electoral ante el inicio de un nuevo gobierno federal que goza de mayorías parlamentarias cómodas.

Es el que Lawrence Baum desvela en su libro Jueces y sus audiencias, en el que, con instrumentos analíticos de la psicología y la sociología, afirma que cuando resuelven, los jueces también se preocupan por sus audiencias, que presencian el proceso de la construcción de sus fallos y de las que esperan aprobación, estima y reconocimiento. Por ejemplo, de sus colegas tanto en el propio poder judicial o del gremio de los abogados postulantes y la academia, como de la sociedad en general, medios de comunicación masiva, redes sociales. O del Poder Ejecutivo y el Congreso...

No es un asunto menor. Se trata de un proyecto de sentencia con enfoque estratégico, que parecería responder a la iniciativa de reforma legal presentada hace unos días por el Senador por Morena, Cruz Pérez Cuellar, en la que propone revertir aquella indebida extensión del periodo de gestión (en octubre de 2016) de cuatro magistrados electorales recién designados por el Senado, el Magistrado ponente entre ellos, y contra la que votaron legisladores del PAN; David Monreal, Layda Sansores y Manuel Bartlett del PT y el propio Mario Delgado, hoy líder de Morena en San Lázaro.

Puebla representa un momento crucial del desarrollo histórico de la Sala Superior, en el que podremos saber de qué madera están hechos sus Magistrados para navegar en el proceloso mar del cambio de régimen, en una hora de incertidumbre política.



LO ÚLTIMO



+ -