Objetar novedosamente la consulta

Objetar novedosamente la consulta

Roberto Borbolla Torres Torija, Regina Uribe Becerril, Arnoldo Horacio Reyna de la Garza y Juan Carlos León Villarreal son cuatro estudiantes que decidieron oponerse a la consulta del NAICM mediante recursos legales. Cito in extenso la nota del periodista Arturo Rodríguez, en Proceso: “un juzgado constitucional admitió hoy (el 23 de octubre) a trámite la demanda de amparo interpuesta por cuatro ciudadanos en contra de la consulta anunciada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador para decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Aunque la medida pretendía que se emitiera una suspensión provisional, el juez la negó, dejando a los quejosos a medio camino, y éstos anunciaron que acudirán hasta la última instancia”.

Usted puede leer por sí mismo el documento completo en el Twitter de los muchachos. He preguntado a numerosos abogados su apreciación sobre el particular. En general me dicen que el argumento es interesante, pero tienen dudas de que un juez esté dispuesto a concederles la razón contra el Presidente electo. Mi apreciación es que dada la triste irrelevancia política (no pueden aprobar ninguna iniciativa sin aval de Morena) y nula visibilidad mediática de los partidos opositores en el Congreso de la Unión, la propuesta de estos muchachos adquiere un perfil llamativo.

No puede haber democracia sin oposición. Donde hay una sola voz y no se admite ninguna diferencia, se proscribe la libertad política. Los partidos políticos tradicionales fueron castigados por el electorado mexicano debido a su escandalosa corrupción y falta de resultados en reducir la inseguridad pública, entre otras cosas. Ahora bien, ¿quién va a levantar voces discordantes durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador? Uno hubiera esperado que las organizaciones no gubernamentales, pero cada vez es mayor el grado de alineación con el próximo gobierno. Así, la crítica activa vendrá de algunos ciudadanos y ciertos medios de comunicación.

Roberto, Regina, Arnoldo y Juan Carlos le están poniendo salsa a una discusión pública polarizada entre los adversarios políticos de AMLO y sus defensores a ultranza. Estos muchachos argumentan que la vía jurídica invalida de origen el acto mismo de celebrar una consulta que no cumple con los requisitos normativos establecidos en la legislación vigente para este tipo de ejercicios. Mi impresión es que, como han dicho los abogados, su tentativa legal fracasará. Lo importante es el testimonio de su oposición política. Están poniendo un ejemplo de ciudadanía que no se somete y eso mismo ya es digno de agradecerse.

Se atribuye a Lao-Tse la frase “un viaje de mil millas comienza con un primer paso”. La construcción de nuevas alternativas opositoras, frescas y sin la mancha de la complicidad con la corrupción del pasado empieza por esfuerzos como el de esos cuatro estudiantes. Los saludo con simpatía.

PUBLICIDAD



LO ÚLTIMO



+ -