Prevén trabas a Tren Maya antes de que inicie la obra

Prevén trabas a Tren Maya antes de que inicie la obra

LAURA ARANA

Antes de iniciar la construcción del Tren Maya en diciembre, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador deberá cumplir con requisitos legales como aprobar la resolución de Medidas de Impacto Ambiental (MIA) y respetar el acuerdo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas; además de presentar el proyecto ejecutivo.

Así lo afirmaron el especialista en medio ambiente, Gabriel Quadri, y el académico e ingeniero de la Universidad Nacional Autónoma de México, Juan Carlos Espinal, quienes coincidieron que estos procedimientos tardarán más de un año.

Los especialistas afirmaron que de no cumplir con estos requisitos sería un acto contrario a la legislación ya que una obra de este tamaño, que cruza por Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas necesita medir el impacto que puede tener en diversas comunidades. Además, recordaron que estos requisitos ambientales también fueron aprobados en su totalidad antes de iniciar la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco.

El también excandidato presidencial, Gabriel Quadri expuso en entrevista para ContraRéplica que no sólo la consulta que promueve López Obrador carece de legitimidad porque no está apegada a los términos constitucionales, y no cuenta con la participación del INE ni el aval de la Suprema Corte de Justicia. Sino que, además, “por ley no puedes iniciar ningún proyecto si no tienes una resolución favorable en materia de impacto ambiental y para ello necesitas haber hecho la manifestación y haberla entregado a la autoridad. Para un proyecto de este tipo son necesarios estudios, que tengan cuando menos un año aproximadamente”, expuso.

En tanto el académico de la UNAM, Juan Carlos Espinal expuso que el proyecto debe basarse en el cumplimiento al artículo 13 del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente en materia de evaluación del impacto ambiental.

También aseguró que, dentro del procedimiento, se tiene que llevar a cabo una consulta para medir el impacto y conocer las opiniones de las comunidades por las que transitará la obra, a fin de aplicar acciones de mitigación por el paso del Tren Maya.

Para realizar la consulta, se tiene que informar con anterioridad en qué consiste la obra, cuál será su trazo y puntos concretos del paso del Tren Maya.

En tanto, 15 organizaciones civiles y la Red Nacional Indígena han solicitado al Presidente electo respetar el Acuerdo de la OIT sobre Pueblos Indígenas y advirtieron de posibles afectaciones a 82 comunidades. Además, exigen al tabasqueño que se respeten sus derechos reconocidos en la Constitución y en el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas.

"Antes de iniciar cualquier proceso de licitación de la obra es necesario reconocer nuestro derecho a la consulta. El Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes reconoce el derecho a la consulta y consentimiento previo, libre, informado, de buena voluntad y culturalmente adecuado”, afirmó el coordinador de Democracia y Desarrollo del Consejo Regional Indígena, Romel Rubén González Díaz.

El ambientalista, Gabriel Quadri dijo que son necesarias dos consultas las que deben realizarse, aquellas enfocadas a comunidades indígenas por parte del acuerdo OIT y la de evaluación de impacto ambiental, sobre la MIA.



LO ÚLTIMO



+ -