Recuerdan al maestro de La Sátira Jorge Ibargüengoitia a 35 años de su muerte

Recuerdan al maestro de La Sátira Jorge Ibargüengoitia a 35 años de su muerte

ROSA MARÍA CÁÑEZ

Hace 35 años el genio del humor negro y la sátira magistral, Jorge Ibargüen- goitia murió en un acci- dente aéreo en España. Era un 27 de noviembre de 1973, Ibargüengoitia, tomó un vuelo que lo llevaría a un encuentro literario en Bogotá al que nunca llegó porque luego de estrellarse contra un promontorio, el Boing 707, en el que viajaba, al igual que otros intelectuales como Manuel Scorza o Ángel Rama, se incendió. La tragedia cobró la vida de 181 personas y se habló de 11 sobrevivientes.

Así acabarían los días de uno de los autores mexicanos más mordaces de la literatura contemporánea.

Paradójicamente, este 2018, se cumplen 90 años de su nacimiento (en enero) y diez meses despúes se conmemoran 35 de su partida.

Destinado a estudiar ingenieria, por recomendación familiar, el autor nacido en Guanajuato, Guanajuato, abandonó la carrera dos años antes de terminarla para dedicarse de lleno a la escritura, inspirado por un encuentro con Salvador Novo, que lo llevó a inscribirse en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Es en ese periodo que incursiona en la dramaturgia al estudiar con Rodolfo Usigli, quien se perfila como uno de sus maestros; le ayudó a pulir la característica relación que el autor de Las Muertas tejió con sus lectores.

Al final del tercer año del curso escribe su primera puesta en escena Susana y los jóvenes, estrenada en 1954 durante la temporada de la Unión Nacional de Autores.

Así empezó a estrenar obras inéditas que lo llevaron a conseguir la beca del Centro de Mexicano de escritores. En ese tiempo escribió la comedia La lucha con el ángel que obtuvo mención en el Concur- so de Teatro Latinoamericano de Buenos Aires.

Los relampagos de agosto, La ley de He- rodes o Dos crímenes son algunas de las obras con las que el escritor y dramaturgo plasmó con una característica ironía las situaciones cotidianas y trágicas dela vida. A 35 años de su muerte Ibargüengoitia es recordado en la FIL de Guadalajara.



LO ÚLTIMO



+ -