Sacan del olvido el legado pictórico del hombre que ilustró Pedro Páramo

Sacan del olvido el legado pictórico del hombre que ilustró Pedro Páramo

POR MARTHA ROJAS

El 19 de marzo de 1955 se publicó la primera edición de Pedro Paramo; las ilustraciones, que con el tiempo se volvieron emblemáticas, eran del pintor, grabador e ilustrador mexicano Ricardo Martínez, quien a 100 años de su nacimiento es recordado con una exposición inédita en el Palacio de Bellas Artes.

Ricardo Martínez. Desde el interior, que permanecerá en las salas Paul Westheim y Justino Fernández hasta el 24 de febrero de 2019, es una muestra integrada por 108 obras, 90 de las cuales son inéditas.

Entre el material que se exhibe hay algunos de los textos literarios y teóricos que el creador realizó a la par de varios óleos en los que dejó notar la influencia de Manuel Rodríguez Lozano, los motivos prehispánicos, las nociones de los cuerpos monumentales y la naturaleza.

Siendo el treceavo hijo de 16, Martínez mostró inclinaciones artísticas desde temprana edad, pero no fue sino hasta la década de los 40 cuando se dedica de lleno al arte, luego de entrar en contacto con intelectuales como Alí Chumacero, Joaquín Díez- Canedo, Octavio Paz, Vicente Rojo, José Luis Cuevas entre otros.

Al ser un hombre reservado y que pocas veces concedió entrevistas, la personalidad del artista era un enigma ya que consideraba que su obra debía hablar por él.

El director del Museo del Palacio de Bellas Artes (MPBA), Miguel Fernández Félix, señaló que desde el título mismo la exposición evoca una propuesta distinta “de la que teníamos todos sobre es te maravilloso artista mexicano nacido en 1918 y quien falleció en 2009”

Apuntó que en el museo del Instituto Nacional de Bellas Artes se presentó por última vez la obra de Martínez en 1984 y 1994. Es una muestra que se presenta desde esa intimidad y evoca a un artista, si no distinto, seguramente novedoso.

Comentó que las curadoras Miriam Kaiser, Aurora Avilés y Dabi Xavier, pretendieron establecer esas construcciones y esos diálogos que Ricardo Martínez hizo a lo largo de toda su trayectoria, surgida en 1940 en la Galería de Arte Mexicano, dirigida por Inés Amor, que se prolongó hasta su muerte.




LO ÚLTIMO



+ -