Señalado por homicidio habla de valores en Pleno

Señalado por homicidio habla de valores en Pleno

LUCIANO FRANCO

Habló de corrupción en todas sus variantes, de crisis de valores, de trampas, de favorecer a particulares, de intereses y conflictos, de muerte. Y lo hizo desde la máxima tribuna del país.

En lo más alto de la Cámara de Diputados se apostó Cipriano Charrez, de Morena, sobre quien pesa un juicio de desafuero precisamente por incurrir en varios, o en todos, aquellos supuestos que subió a defender. Fue su primera vez en el estrado desde que comenzó la actual Legislatura.

También lo fue desde que saltó a la fama, la madrugada del 6 de octubre pasado —hace exactamente un mes—, cuando en su lujosa camioneta de más de un millón 350 mil pesos, embistió a un taxi que conducía un joven de 21 años y que perdió la vida en el accidente, mientras el legislador hidalguense se daba a la fuga. Charrez, sin un solo aplauso al subir ni descender de tribuna, en silencio, llevó a San Lázaro una iniciativa para que el derecho al agua sea asunto de seguridad nacional.

“La seguridad hídrica es la capacidad determinada para salvaguardar el acceso de agua a cantidades adecuadas y aceptables, que permita la salud humana, así como garantizar la protección de la vida” dijo, cuando es acusado precisamente de dejar a una persona en un vehículo incendiado. Luego acusó al gobierno actual de hacer “trampas”, hace algunos meses, para, según él, ceder el agua “a intereses particulares”, en los momentos en que se le acusa de pretender inculpar a su chofer del mortal accidente, para protegerse él mismo.

Esa cesión para la explotación del agua es, dijo, “para favorecer a grupos particulares con intereses distintos del grueso de la sociedad, y así seguir garantizando que los recursos naturales estratégicos del país sigan generando ganancias privadas y reproduciendo la corrupción”.



LO ÚLTIMO



+ -