Suspenden impuesto a gasolina por protestas

Suspenden impuesto a gasolina por protestas

El gobierno francés anunció que suspende durante seis meses al aumento a los precios de los energéticos, los cuales se aplicarían a partir del 1 de enero de 2019 por lo que grupos de la sociedad civil llamados ‘chalecos amarillos’ protestaron con violencia en las calles parisinas.

Estas medidas fiscales son las más polémicas para el presidente Emmanuel Macron, por ello da marcha atrás en la medida que desencadenó la revuelta que reclama una mejora del poder adquisitivo y expresa el hartazgo de las clases medias empobrecidas de la Francia provincial.

En una declaración televisada, el primer ministro francés, Edouard Philippe, con un tono severo, en un discurso corto confirmó la suspensión temporal de las subidas de los impuestos en el combustible que han dado lugar a una oleada de protestas y disturbios que ha asediado todo el país en las últimas semanas.

“Ninguna impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación”, dijo en una declaración televisada el primer ministro, Edouard Philippe, tras reunirse con el grupo parlamentario de la LREM.

Philippe se refería al balance humano de estas semanas: cuatro muertos en circunstancias accidentales y centenares de heridos en las protestas. “Está violencia debe parar”, sostuvo Philippe, quien ha afirmado que están buscando a los responsables de los episodios de violencia en la capital francesa. “El Estado es un garante de la paz, el orden público”, añadió.

“Se necesita ser sordo para no ver o entender esta cólera”, dijo el primer ministro Edouard Philippe en su discurso televisado.

“Esta cólera viene de lejos. Ella ha estado encerrada, silenciosa por pudor o por orgullo. Hoy se ha expresado. A esta cólera, yo la entiendo”, dijo el premier, en lo más parecido a una autocrítica.

Aunque el Ejecutivo francés ha intentado justificar la medida en la lucha contra el cambio climático, el rechazo de los ciudadanos no ha parado de crecer.

Las imágenes de batalla urbana a los pies del Arco del Triunfo con los agentes parapetados frente a una lluvia de proyectiles, han dado la vuelta al mundo y despertado la voz de alarma en el gobierno francés.

Entre las otras medidas, que forzaron al ministro de economía Bruno Le Maire ha regresar de una reunión en Bruselas en emergencia, el primer ministro llamó a “una concertación nacional de impuestos y gastos públicos”, que se iniciarán el 15 de diciembre y tendrá fin el 1 de marzo.

Por último, uno de los mayores reclamos de los ‘chalecos amarillos’ eran por su pérdida de poder de compra con un salario de mil 300 euros mensuales; Philippe anunció que el salario mínimo “será reevaluado en un 3 por ciento y será aplicable a partir de enero próximo”, dijo.



LO ÚLTIMO



+ -