laopcionnota
Transforman casa porfiriana en el tercer museo Soumaya

Transforman casa porfiriana en el tercer museo Soumaya

Entornos lunes 24 de diciembre de 2018 - 05:26


POR ROSA MARÍA CÁÑEZ

Por los festejos del 25 aniversario del Museo Soumaya, se inauguró la Casa Museo Guillermo Tovar de Teresa, que contiene el acervo del reconocido erudito mexicano, que vivió ahí hasta su inesperada muerte en noviembre de 2013.

Historiador, bibliófilo, cinéfilo y defensor del patrimonio cultural, al que le debemos la preservación de gran parte de la historia del arte colonial y barroco de la Ciudad de México, reconstruyó y decoró con exquisitez la mansión porfiriana, ubicada en Valladolid 52, Col. Roma, con piezas de colección, que ahora se pueden contemplar gratuitamente en este nuevo museo de Fundación Carlos Slim.

Familiares y amigos del que fue uno de los grandes cronistas de la Ciudad de México estuvieron presentes en la apertura del nuevo museo. La ceremonia estuvo encabezada por el director general del Museo Soumaya Alfonso Miranda; Lucina Jiménez, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de la Ciudad de México; Fernando Tovar y de Teresa; Rafael Tovar y López Portillo y el empresario Carlos Slim. Todos resaltaron la importancia del trabajo de Guillermo Tovar de Teresa como promotor de la cultura mexicana, y su enorme compromiso con el arte y la historia.

La residencia, ahora declarada Patrimonio artístico de México, fue edificada en 1910 por el ingeniero militar Gustavo Peñasco Hidalgo, se trata de una “típica casa de alcayata”, —descrita así por el historiador Xavier Guzmán Urbiola—.

Casas que en el siglo XIX se volvieron rentables porque su construcción permitía dividir el inmueble en dos, algo que iba de acuerdo con el crecimiento de la ciudad.

El nombre lo adquirió de la figura en "L" que se forma al dividir el inmueble en dos con el patio central en medio, como los clavos de punta doblada en ángulo recto denominados alcayatas.

Guillermo Tovar de Teresa hizo varias modificaciones a la casa original y agregó una biblioteca; un estudio personal anexos a la recámara de la planta baja; un vestíbulo; un pasillo ajedrezado decorado con pinturas coloniales; una estancia, la sala de costura y el salón fumador originales de la casa los convirtió en una serie de tres salas las cuales nombró como la roja, la amarilla y la azul.

Un extraordinario espejo de herencia veneciana fabricado en Amozóc, Puebla, adorna el recibidor en el que también se puede apreciar un óleo sobre lámina de cobre, del periodo transitorio al Neoclásico, de Miguel Cabrera. En la segunda estancia se encuentra una Virgen de Guadalupe de porcelana, de Viejo París, un regalo de la emperatriz Carlota a las damas de su corte. Le siguen las tres salas que exhiben esculturas, muebles coloniales y pinturas barrocas en la que destaca La virgen inmaculada de Baltasar de Echave y Rioja. Le siguen el comedor y la recámara la cual tiene conexión con la biblioteca que contiene más de 20 mil volúmenes y primeras ediciones de Sor Inés de la Cruz junto con la colección de los 39 libros del archivo personal de Guillermo Tovar y Teresa. La decoración de la casa es totalmente novohispana con más de mil piezas en exhibición entre esculturas, fotografías, muebles antiguos, pinturas, tapices bordados y vajillas.

El acervo ha sido digitalizado para consulta gratuita desde el Museo Soumaya de Plaza Carso. La Casa Museo Guillermo Tovar de Teresa podrá ser visitada todos los días gratuitamente de 1030 a 18:30 horas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-